Una escribana contratada por Dell Producciones relató el escenario que encontró cuando ingresó a la enfermería donde atendían a los jóvenes: "Es la última dosis", advertía una médica con una jeringa en la mano. "No pares, no pares", otros profesionales mientras realizaban maniobras de resucitación a un chico tendido en una tabla de traslado.
Una escribana contratada por Dell Producciones, que acostumbraba a asistir a ese tipo de eventos en fiestas electrónicas, describió a la justicia un escenario aterrador, de "caos" total de lo que ocurrió la madrugada del sábado donde fallecieron cinco jóvenes.

time warp costa salguero prefectura
Se trata de una escribana que había sido contratada por el titular de Dell Producciones, Adrián Conci, quien se encuentra con pedido de captura. Explicó que concurría a esos eventos para "ver si ocurría alguna situación, como ser una pelea o gente inconsciente".

Embed
Relató que a las 6 y 20, personal de seguridad abrió la puerta de la oficina donde estaba, dentro del complejo Costa Salguero , y le dijo "escribana, enfermería".

Fue hasta allí, se identificó y vio todo el procedimiento. Detalló que había un médico, dos o tres personas del SAME, y mucha gente que entraba y salía "porque iban llegando más ambulancias". Una de las mujeres presentes "corría para todos lados con una jeringa y decía que era la última dosis que quedaba y que había que pedir más".

Recordó que cuando ingresó a ese sector, los médicos estaban asistiendo a dos jóvenes tirados sobre unas tablas de traslado, que estaban haciendo masajes cardíacos y maniobras de resucitación. Se turnaban entre los médicos y gritaban "no pares, no pares".
"Vi como los médicos hacían maniobras de resucitación a dos jóvenes tirados"
Después trajeron a otros jóvenes, y un médico del SEMEC anunció la muerte del primero que ingresó.

Más tarde declararon el fallecimiento de otro joven. Luego relató que había una chica con un pantalón cortito rosa.

Un doctor llamó a la escribana y le mostró que en el bolsillo, la joven tenia "una bolsita plástica con dos o tres pastillas". La escribana cree que la médica las volvió a dejar en el bolsillo, lo que no puede aseverar porque todo era un caos. De las pastillas solo recuerda que eran chiquitas. "Otro de los chicos tenía un inhalador de drogas en su bolsillo", recordó.