En medio de una violenta entradera, un chico de 13 años logró avisar por la red social a un amigo que él y su familia estaban siendo victimas de un robo. Cuando la policía llegó, los ladrones ya habían huido con dinero, joyas y celulares.
El violento episodio ocurrió el miércoles en el barrio Barreneche, en la Ciudad de Nequén, en la casa de un hombre que tiene una empresa de catering.
Según publicó LM Neuquén, cuatro hombres fuertemente armados ingresaron a la casa tras barretear la puerta principal. Tenían ropas oscuras y con barbijos cubrían sus rostros.

Embed
Los delincuentes sorprendieron a una abuela de 81 años que se encontraba con sus dos nietos de 20 y 13 años. "Ni bien entraron, amenazaron con las armas a la mujer y a los nietos y les pedían la caja fuerte. Pero parece que tenían un dato mal porque en la casa no había caja fuerte ni plata", detalló un informante a LM Neuquén.
Frente al frustrante panorama, los ladrones trasladaron a las víctimas a la planta alta, donde los maniataron con cables y comenzaron a registrar toda la vivienda para no irse con las manos vacías. Fue así que se terminaron alzando con 600 pesos, joyas y tres celulares.
En medio del robo, el chico de 13 años logró zafarse de las ataduras y con una tablet avisó a un amigo por Facebook la pesadilla que estaba viviendo con su hermano y abuela. Justamente el amigo que recibió el pedido de auxilio fue el que avisó a sus padres, que de inmediato llamaron al comando policial.

Embed
Ya habían huido los ladrones con el magro botín cuando llegó a la casa el móvil de la Comisaría 12 junto a varios jefes policiales a eso de las 22:30. En el lugar se debió convocar la presencia de una ambulancia por la crisis de nervios que había sufrido la mujer mayor que debió ser trasladada al Hospital Horacio Heller.
La Policía está investigando para tratar de dar con los delincuentes. Para los investigadores los ladrones habían hecho un trabajo de inteligencia sobre la familia pero tenían un dato erróneo y por eso el robo no fue todo lo que esperaban.