Pablo Clusellas fue el nexo entre su estudio jurídico y Mossack Fonseca durante 10 años. Presidencia sostuvo que se desprendió del estudio jurídico en 2007 cuando asumió el mismo cargo en la Ciudad, pero en su declaración jurada de 2014 el funcionario declaró poseer el 1% de las acciones del estudio jurídico
El secretario legal y técnico de la Presidencia, Pablo Clusellas, ofició de intermediario durante 10 años entre su estudio jurídico y Mossack Fonseca, la firma panameña especializada en crear sociedades offshore alrededor del mundo.

La información sobre el amigo de la infancia y compañero en Newman de Mauricio Macri se destapó con los documentos filtrados llamados Panamá Papers.

Según informó el matutino La Nación, Clusellas, se relacionó con Mossack Fonseca a través del estudio Romero, Zapiola, Clusellas, Monpelat, por lo menos hasta 2008. Además, Clusellas formó parte en 2006 del directorio de la firma Sinosocma SA, una empresa del holding Macri.

Desde Presidencia sostuvieron que Clusellas se había desvinculado del estudio en 2007, cuando asumió como secretario legal y técnico del gobierno porteño. Pero según se desprende de su declaración jurada del período 2014, el funcionario declaró poseer el 1% de las acciones del estudio jurídico. Como si esto fuera poco, en los registros públicos de la sociedad figuró con cargo ejecutivo dentro del estudio hasta 2009, inclusive.

El estudio jurídico que integró Clusellas aparece catalogado como "intermediario", lo que significa que desde Mossack Fonseca lo utilizaban como nexo con los verdaderos dueños de las sociedades offshore y para que organicen la estructura jurídica y contable de las inversiones.

Según consta en la ficha de clientes de Mossack Fonseca, los empleados del estudio panameño visitaron al actual funcionario nacional el 4 de mayo de 1999 en la oficina de su estudio jurídico porteño. "Ambiente profesional, decoración excelente, oficina muy grande. Contacto: Pablo Clusellas. Cordial, 35-45 años, apariencia muy buena", escribieron en ese registro. "Visitamos oficinas donde trabajan 20 personas, abogados con especialización empresarial. Brindan servicios para todas las áreas. Se le presentaron nuevos servicios e info que no conocía sobre fundaciones, pero hablaba con mucho conocimiento", continuó el relato.