Apenas se jugaban 10 minutos en La Bombonera cuando el volante agredió sin demasiada lógica al colombiano en una actitud inentendible. El árbitro Herrera le mostró la roja y no hubo objeciones. Mirá la patada.