En un operativo realizado durante la noche de este jueves, se detuvo a un hombre que trabaja como taxista a partir del análisis del teléfono celular de la víctima. El detenido tendría lesiones compatibles con rasguños.
En el marco de la investigación por el crimen de la estudiante, la policía local allanó este jueves por la noche un domicilio en el barrio Roca para detener a un hombre que trabaja como taxista y que estaría involucrado en el asesinato.

En base a la lista de llamadas del teléfono celular de la joven, se supo que a las 10.30 horas llamó a una parada de taxis. Y un móvil la fue a buscar a su domicilio en calle Libertad al 300, según consta en las planillas.

Embed
El taxista fue entrevistado y luego revisado por el médico forense, ya que presentaba lesiones de presuntos rasguños en la cara y brazo, que podrían llegar a ser compatibles con heridas defensivas que habría realizado la víctima.

Dentro de las 48 horas legales, se efectuará la audiencia de apertura de investigación y control de detención. Será en Tribunales ante el juez Marcelo Orlando y el horario será fijado por la Oficina Judicial. Los fiscales formularían la imputación por el delito de homicidio.

En tanto, el próximo lunes comenzarán los estudios de ADN en el Centro Nacional Patagónico. Se buscará comparar los posibles rastros biológicos hallados en la ropa y el cuerpo de la víctima ,incluidos posibles rastros debajo de las uñas de la joven, con el ADN del sospechoso detenido.

Diana Verónica Rojas, de 25 años,fue hallada asesinada de siete puñaladas en un descampado de la ciudad chubutense de Puerto Madryn.