Ante una consulta de ámbito.com, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, no descartó que haya un retoque en los próximos meses del cuadro tarifario. Se analizará tras la realización de la audiencia pública, en octubre, dijo. El tope dispuesto será retroactivo a abril, anunció el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tras la polémica por la brutal suba de precios de los servicios públicos.

Por otro lado, además de la tarifa social, implementarán la georeferenciación "para que 300 mil personas sean cuidadas".
En medio de la polémica por el desmedido tarifazo aplicado en las facturas de gas y de los numerosos fallos judiciales que impusieron un freno a su aplicación, el gobierno nacional buscó introdujo este lunes nuevas modificaciones al plan de ajuste implementado por el ministerio de Energía y Minería.
Ante una consulta de ámbito.com, Aranguren no descartó que haya otro retoque en los próximos meses del cuadro tarifario. El tope dispuesto será retroactivo a abril y rige sólo para la tarifa de gas.
Acompañado por el ministro de Justicia, Germán Garavano y por su par de Energía, Juan José Aranguren, el jefe de Gabinete de ministros de la Nación, Marcos Peña, anunció una nueva modificación al nuevo esquema tarifario dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri y remendado ya en varias oportunidades.

liliana franco 1 tarifazo gas.flv
liliana franco 2 tarifazo gas.flv
En conferencia de prensa los funcionarios anunciaron que a la facturas de gas se les aplicará un tope del 400% de aumento sobre la base de lo pagado en el mismo período del año pasado. Así, a modo de ejemplo, Aranguren graficó que quien pagó 300 pesos el año pasado y recibió este año una factura de 3000 pasará a pagar 1.500 pesos.

La medida será retroactiva al 1° de abril pasado y quienes ya hayan pagado por encima de ese tope recibirán una nota de crédito a favor para el pago de la próxima factura. En tanto quienes no hayan pagado todavía la factura deben esperar que les llegue la nueva boleta con el nuevo cálculo.

conferencia tarifazo gas arangueren peña
"Somos concientes desde el primer día que uno de los temas más complejos era la situación de las tarifas de los servicios públicos, particularmente las de energía" aseguró Peña quien justificó en varias oportunidades los exorbitantes montos que llegaron en las facturas de gas domiciliario en la imprevisibilidad del clima en los meses de abril y mayo, "los más fríos en 60 años".

"El cambio de temperatura en abril y mayo generó que en Argentina se consumiera casi un 50% más que en el mismo período del año anterior" aseguró el jefe de Gabinete y aventuró: "tenemos costumbres de un país rico en gas que nunca se preocupó por la escasez".

De acuerdo con Peña, "esta ayuda nos va a permitir pasar estar primera etapa de transición mientras vamos tomando conciencia de que tenemos que cambiar los hábitos".

Peña también anunció la implementación de una tarifa social para entidades de bien público, el inicio de un proceso de audiencias públicas recién para octubre próximo y la presentación mañana mismo de un recurso extraordinario para dejar en suspenso la medida cautelar de la Sala I de la Cámara Federal de La Plata que suspendió el tarifazo en todo el territorio nacional.

A pesar del fuerte incremento aplicado en los servicios públicos, Peña insistió en reiteradas oportunidades que el camino elegido por el gobierno nacional es el del "gradualismo" y se escudó nuevamente en la "pesada herencia" para justificar las medidas adoptadas por el Ejecutivo.

"Teníamos tres caminos para recorrer, el de hacer como si no pasaba nada, seguir negando la realidad y eso es lo que se vive hoy en Venezuela, eso es lo que pasa cuando se niega la realidad. Otro era el extremo de bajar el déficit fiscal de un día para el otro bajar la inflación de un día para el otro pero eso era inaceptable políticamente y humanamente porque esos shocks ortodoxos no han tenido éxito en la Argentina. Nosotros elegimos el camino de la gradualidad" insistió Peña.