Sucedió en Bahía Blanca, en donde un hombre protagonizó un particular episodio, luego de dejar estacionado su auto con su mascota adentro. La grúa de la Guardia Urbana se llevaba el auto, y a los gritos logró que le devolvieran a su perro.

Según publicó La Brújula 24, momentos de tensión se vivieron en el Tribunal de Faltas, de Bahía Blanca, cuando Aldo Borromey ingresó visiblemente enojado a reclamar por el accionar de la Guardia Urbana que le secuestró el vehículo con su perro en el interior.

Embed

Borromey estacionó su Corsa Wagon, con su mascota adentro sentado en la silla de atrás, el auto se encontraba en la primera cuadra de calle Colón donde funciona el rectorado de la Universidad Nacional del Sur.


Al regresar, se encontró con la situación en la que su auto había sido remolcado y se dirigió al Tribunal a pedir que le devolvieran a sus mascota."Dónde está mi perro, insensibles, devuélvanme a Ron", gritó Borromey. Finalmente logró que le devolvieran a su perro.