El juez federal Ariel Lijo solicitó las declaraciones juradas de la vicepresidenta de la Nación Gabriela Michetti correspondientes a los períodos 2014 y 2015 en el marco de la investigación abierta sobre el origen de los fondos que fueron robados de la casa a la funcionaria el 22 de noviembre de 2015


El juez federal Ariel Lijo solicitó este miércoles las declaraciones juradas de la vicepresidenta de la Nación Gabriela Michetti correspondientes a los períodos 2014 y 2015 en el marco de la investigación abierta sobre el origen de los fondos que fueron robados de la casa a la funcionaria el 22 de noviembre de 2015

El magistrado también apunta a la fundación SUMA, ya que entre las medidas solicitadas requirió a la Inspección General de Justicia (IGJ) los legajos de esa entidad. Es que la vicepresidenta dijo que parte de ese dinero sustraído era un dinero para una "donación".

La semana pasada, el fiscal Guillermo Marijuán imputó a Michetti por un posible delito de acción pública y le pidió al juez la realización de una serie de medidas que fueron ordenadas por el magistrado.

Pidió además los legajos de las fundaciones SUMA; "FUNDAR SEGURIDAD Y JUSTICIA"; "CRECER Y CRECER" Y "FORMAR".

Embed
"En la declaración jurada de Michetti no figura la suma de 50 mil dólares que también indicó que le fueron sustraídos sino que registra una deuda en pesos por un valor menor. En esa época estaba vigente el cepo cambiario y sólo se podían adquirir dólares previo autorización de la AFIP por un pequeño porcentaje de los ingresos", sostuvo el abogado Leonardo Martínez Herrero, uno de los denunciantes de la vicepresidenta.

"De existir esa suma que le fuera prestada por su pareja debía figurar en su declaración jurada o, de haber sido omitida, haberlos adquirido en el mercado paralelo", agregó Martínez Herrero.