La arquera de Estados Unidos, Hope Solo, fue suspendida por seis meses por los comentarios antideportivos que hizo después del partido de cuartos de finales que su Selección perdió ante Suecia en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
La entrenadora del equipo nacional, Jill Ellis, y el secretario general de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, Dan Flynn, se reunieron con Solo, de 35 años, para informarle de la decisión antes de ofrecer la noticia a los medios de comunicación.

Tras perder frente a Suecia en los penales después de igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario, Solo llamó "cobardes" a las integrantes del equipo europeo por el estilo defensivo que utilizó en el partido.

Los comentarios de Solo recibieron la crítica generalizada, incluida la de su compañera de selección Megan Rapinoe y la del presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, Sunil Gulati. Pero la polémica jugadora no quiso nunca pedir perdón y mucho menos retractarse de los mismos.

"Los comentarios manifestados por Hope Solo después del partido ante Suecia durante los Juegos Olímpicos del 2016 no son aceptables bajo ningún concepto y se alejan de las normas de conducta que rigen para las jugadoras dentro del equipo nacional", destacó Gulati en un comunicado de prensa.

"Por encima de la competición, y los resultados debe estar un comportamiento deportivo exquisito que se requiere en las Olimpiadas donde imperan los ideales de la deportividad y el respeto", agregó la misiva.

"Después de tomar en consideración los pasados incidentes en los que Hope (Solo) se ha visto envuelta, además de las conversaciones privadas que hemos mantenido en cuanto que debe llevar la vida del modo que corresponde a un miembro del equipo nacional de Estados Unidos, hemos determinado que el castigo impuesto en la acción disciplinaria apropiada",
destacó Gulati.

Solo, la arquera más dominante en la historia del fútbol femenino, ganó un Mundial y dos medallas de oro olímpicas con Estados Unidos, además de haber disputado 202 partidos con la selección de Estados Unidos, con 102 vallas invictas.

La suspensión impuesta por la Federación no le impedirá seguir en la competición de la liga femenina profesional (NWSL) con el equipo del Seattle Reign.