Salud, transporte y alimentos, algunos de los segmentos que más se encarecieron en enero, de acuerdo al sondeo oficial.
El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer este jueves que la inflación oficial de enero fue de 3,7 por ciento. Lo hizo al presentar el nuevo Índice de Precios al Consumidor Nacional Urbano (IPCNu).

En una conferencia de prensa brindada en el microcine del Palacio de Hacienda, el titular de esa cartera, Axel Kicillof, presentó de manera oficial el nuevo índice que abarca a las principales ciudades de todo el país y que viene a reemplazar al anterior indicador, que sólo reflejaba la evolución de los precios en el área metropolitana.

Al detallar por rubros, Kicillof precisó que uno de los segmentos que más se encarecieron fue transporte al sufrir una suba del 5,4 por ciento respecto de los valores de diciembre de 2013. Impactó en esta medición los aumentos en los boleto de los colectivos de varias provincias, entre ellas Buenos Aires.

Los gastos en salud y atención médica también manifestaron un incremento del 5,9 por ciento en el primer mes de año, cuando las obras sociales y las prepagas aplicaron una suba a las cuotas de sus afiliados.

      Kicillof contra consultoras

También aparece el segmento equipamiento y mantenimiento del hogar, cuyos precios escalaron un 4,3 por ciento en enero.

Los alimentos y las bebidas se encarecieron en un mes un 3,3 por ciento, de acuerdo a la nueva estadística del INDEC, seguido por los servicios de vivienda, que tuvieron un alza del 2,2 por ciento, y la educación, un 1,6 por ciento.

En la otra punta, el sector que menos impacto tuvo en la variación de precios fue el de la indumentaria, con un retoque de sus listas de 0,8 por ciento. El resto de los rubros acumuló, en conjunto, un aumento del 3,5 por ciento.

Al presentar las cifras oficiales del encarecimiento del costo de vida, el ministro de Economía habló de un "clima de psicosis" que se pretendió instalar desde diciembre en el país lo que llevó en enero -explicó- a "corrimientos muy fuertes en los precios" y generó "fuertes distorsiones".

El titular del Palacio de Hacienda puso en duda, además, las estadísticas de las consultoras por medir los precios, en su gran mayoría, sólo en comercios porteños o del Gran Buenos Aires, con "siete profesionales" y presentarlos como "una medición nacional".

"Hay una consultora que dio a conocer la inflación de enero relevando sólo dos supermercados de la Ciudad", cuestionó Kicillof.

      Embed