Una ex futbolista denunció a su entrenador por abuso sexual en Estonia

Deportes

Mia Belle Trisna contó en una entrevista el espantoso momento que debió atravesar cuando ella tenía 14 años y Getulio Fredo 52.

El fútbol femenino de Estonia se convirtió en el centro de atención después que se diera a conocer el despido del entrenador brasileño Getulio Fredo del equipo Nomme Kalju FC tras ser investigado por abuso sexual. El hombre de 66 años fue denunciado por una joven que lo tuvo como técnico en 2007.

“Estaba ascendiendo en el fútbol, tenía grandes sueños y quería ser la próxima Marta, que es una jugadora popular”, explicó Mia Belle Trisna en una entrevista concedida al programa Õhtu del Kanal 2 de su país.

Después de estás fuertes declaraciones, la federación de fútbol de Estonia y el club decidieron desvincular a Fredo del deporte por un tiempo indefinido, sobre todo, después de que el propio involucrado dijera que “mantuvo una relación” con ella.

“Empezó a llevarme a casa. En cambio, una noche me llevó al bosque y aparcó el coche. Dijo que si quería convertirme en la próxima Marta, él tenía la habilidad para hacer eso. Tuve que prometer hacer lo que él decía. Esa noche empezó a tocarme y me quitó la inocencia. A partir de ahí continuó durante años. No se lo podía contar a nadie”, contó la actualmente escritora y coach.

Por otro lado, el DT confesó en una entrevista que “mantuvo una relación” con una pequeña de 14 años pero que todo fue “consensuado”. Esto sorprendió al público y terminó por desatar el escándalo.

“No sé nada de ninguna Mia. Estaba en una relación con otra persona llamada Tiina”, remarcó el oriundo de Porto Alegre sin saber que Mia Belle Trisna era conocida como Tiina Trusti cuando jugaba tanto para la categoría femenina del Nomme Kalju FC como para la selección nacional.

“Todo comenzó en el entrenamiento. Tuve una buena relación con ella. Yo tenía 52 años en ese momento y ella 14. No la obligué a hacer nada. Nuestra relación terminó cuando ella cumplió 21 años”, reconoció en diálogo con el sitio web Postimees.

En Estonia, como en otros países europeos, existen disposiciones legales para el consentimiento sexual a partir de los 14 años de edad, por lo que la justicia no podría actuar con otra carátula que no sea la de abuso sexual, sin tener en cuenta si el caso prescribió o no penalmente.

Robert Stival, abogado del brasileño, aseguró que su cliente es inocente ya que las relaciones sexuales habían sido consensuadas: “En Estonia, los niños de 14 años tienen derecho a tener relaciones sexuales y los de 15 pueden incluso casarse. El de 14 años es culpable o incluso puede ir a la cárcel”.

El presidente del club, Kuno Tehva, publicó un comunicado en las redes sociales del equipo: “Condenamos inequívocamente cualquier abuso de niños y esperamos una explicación pública del entrenador. Los dos últimos días han sido muy difíciles para la familia del club Nõmme Kalju. Hay sospechas en el público contra uno de nuestros entrenadores más valorados y veteranos, lo que ha provocado exigencia, tristeza, resentimiento y cuestionamientos al mismo tiempo”.

“Independientemente de cuánto duró o se basó la relación, está claro que establecer relaciones estrechas con los niños a una edad temprana no es de ninguna manera aceptable. Nõmme Kalju condena inequívocamente todas las formas de abuso infantil. Hacemos un llamado a todos para que noten y señalen que nuestros niños tienen un entorno seguro para entrenar, desarrollarse y crecer”