Darío Benedetto y las críticas a Boca: "Los clásicos se ganan como sea"

Deportes

El Pipa recogió el guante y hasta se refirió a la frase de Gallardo, quien dijo que el Xeneize se llevó "demasiado premio" del partido: "Pueden decir lo que quieran, pero ganamos".

Pese a que tuvo que salir en el entretiempo por un malestar físico, el delantero Darío Benedetto vivió su primer Superclásico con Boca después de su regreso y pudo festejar con el triunfo por 1-0 ante River. Días después de esa victoria, el Pipa recogió el guante tras los comentarios sobre la falta de mérito en el triunfo del Xeneize y lanzó: "Los clásicos se ganan como sea: bien, mal o regular".

"La victoria no sorprendió. Nosotros somos Boca y tenemos que ir a ganar a todas las canchas, más allá del momento de cada equipo. Tienen que respetar la camiseta, por más que un equipo venga bien en un torneo o en esta última época. Los clásicos se tienen que ganar como sea y por suerte se pudo ganar", sostuvo Benedetto en diálogo con Radio Metro al hablar sobre el 1-0 en el Monumental.

Sus comentarios se dieron luego de que le recuerden que, tras el partido, el entrenador del Millonario, Marcelo Gallardo, sostuvo que Boca se llevó "demasiado premio" con la victoria: "Son clásicos y se tienen que ganar como sea. Pueden decir lo que quieran, pero ganó Boca".

Más allá de sus comentarios respecto del merecimiento o no del triunfo de Boca, lo cierto es que el Pipa destacó el nivel de River pero remarcó que no se le debe restar méritos al Xeneize: "Ellos en general juegan bien, eso está más que claro. Tienen a un gran técnico y buenos jugadores. Pero vuelvo a repetirlo: el clásico lo ganamos nosotros, más allá de cómo se jugó y eso es lo que a mí me queda. Estos partidos se ganan como sea: bien, mal o regular".

Al margen de la alegría por la victoria, a Darío Benedetto seguramente le quedó un sabor amargo por haber tenido que salir en el entretiempo, fruto de un cuadro gripal que lo afectó desde el día previo al partido. Al respecto, el Pipa confesó haber levantado fiebre y sufrido vómitos en el vestuario tras el primer tiempo, lo que derivó en que Sebastián Battaglia decida reemplazarlo por Luis Vázquez.

"De la lesión me sentí muy bien, cero molestias. Pero el día anterior en la concentración empecé con un poquito de fiebre, catarro, vómitos y no me sentía bien. Sobre el partido me empecé a sentir mejor pero, cuando entré a la cancha y pasaban los minutos, me fui sintiendo mal. En el entretiempo tuve que ir al baño a vomitar y levanté fiebre, tenía 38,5°", explicó el delantero.

Dejá tu comentario