Segunda lesión en poco más de dos meses del único refuerzo que contrató Boca

Deportes

Marcos Rojo llegó a Boca luego de estar casi dos años sin jugar por cuestiones futbolísticas y por lesiones.

Marcos Rojo fue el único refuerzo que el Consejo de Fútbol que encabeza Juan Román Riquelme sumó para Boca para esta temporada, pese a que el ex defensor de Estudiantes de La Plata venía de muchas lesiones y estar sin jugar durante un tiempo muy prolongado.

"Se va a lesionar". "Esto es Boca y no puede ser que traigan un jugador así", fueron algunos de los mensajes que llegaron de las redes sociales, hoy convertidas en tribunas populares.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FTNTSportsAR%2Fstatus%2F1381377197869563904

Y ya en febrero se dio el primer indicio de lo que se venía: Rojo no pudo terminar la primera práctica y luego tuvo varias "contacturas".

Cuando parecía que podía lograr continuidad llegó lo que parece ser una nueva lesión: Rojo no pudo salir a jugar el segundo tiempo ante Unión, en Santa Fe. Fue reemplazado por Franco Soldano.

Por las imágenes de televisión se lo pudo ver a Rojo subiendo las escaleras de una de las plateas de la cancha del "Tatengue" con muchas molestias: la primera información es que el defensor sufrió una sobrecarga en el isquiotibial de su pierna derecha.

Dejá tu comentario