El dramático momento que atraviesa Ana María Giunta

Espectáculos

La actriz reiteró su desesperado pedido para que alguien la ayude a encontrar una nueva sede donde pueda establecer su fundación, "Todos en Yunta".

Ana María Giunta no da el brazo a torcer tan fácilmente. La actriz se mostró férrea en su lucha por mantener en pie su fundación, "Todos en Yunta", donde se capacita a través del arte a personas con capacidades especiales.

La organización está a punto de ser desalojada y la actriz podría sufrir la misma suerte, ya que vive en la misma casa. "Mentalmente estoy muy bien, físicamente no, pero bueno, estoy mejor", convino Giunta en el programa "Intrusos" este viernes. "Estoy con el tema de la casa. Me dieron seis meses más, hasta junio, que se vence la prórroga, y bueno, ahí se terminó. Después... la calle", explicó.

"Buenos Aires está llena de grandes casonas. No quiero que nadie me regale nada, que me la den en comodato, por tiempo indeterminado, para que yo no esté siempre con la espada de Damocles, que me quede en la calle con toda mi obra", expresó la actriz.

"Hay esas casonas inmensas en Once, Congreso, San Telmo... que la gente se murió, los hijos se fueron a vivir a Europa y quedaron ahí sin nada. Algunas están tomadas y todo eso. Mi marido mandó una carta, papeles y todo eso al Gobierno de la Ciudad y le dijeron que no hay ninguna casa. Yo digo que es mentira y hay un montón de casas", disparó la actriz.

"Yo sigo pidiendo, no encuentro respuesta, o encuentro respuestas, pero para casas en La Plata, en la provincia (de Buenos Aires) y no puedo, porque yo necesito acá en Capital Federal. En el Once, en Palermo, en Parque Patricios, que yo pueda moverme y que la gente tenga micros para poder moverse", señaló Giunta.

"Yo tengo muchas cosas adentro, computadoras, muebles, bibliotecas, escritorios, sillas... Es una fundación donde van personas a educarse", aclaró la actriz, quien además vive en una sala de la casa desde que su salud se deterioró.

"A mi marido se le ocurrió, en la sala donde está en materia didáctico y lúdico, hacer un búker, donde se puso la cama ortopédica que sigo usando y él se puso una camita al lado. están los tubos de oxígeno ahí y tengo una enfermera a la mañana, otra  ala tarde, un biólogo, un neumonólogo, un clínico y una psicoanalista dos veces por semana, porque yo estuve realmente a punto de morirme", señaló la actriz.

"Yo tengo un espíritu muy fuerte", aseguró Giunta, y la mejor prueba es su férrea campaña para mantener abierta su fundación. "Yo voy a pelear por lo que yo amo, que son las personas que yo cobijo y les doy lo que no les da nadie. Amor les da mucha gente y les enseñan a hacer panes, yo no. Yo les enseño a conocer sus derechos, a ser personas", remató.

Además, Giunta aclaró que otros tipos de ayuda también serán bien recibidos. Por consultas, llamar al 4953-8255.

Dejá tu comentario