Gran Hermano: la dura historia de Lucía con su papá y el temor a que ingrese en el "Congelados"

Espectáculos

La salteña habló con Rosina sobre su padre y la negación el hombre hacia su orientación sexual, así como también de la pelea que tuvieron antes de que ingresara a la casa más famosa del país.

Luego de más de dos meses dentro de la casa de Gran Hermano, Lucía decidió abrir aún más su corazón frente Rosina para relatar la difícil relación que tiene con su papá. La futbolista salteña ya había contado que fue enviada por su familia a España para ser sometida a una “terapia” con el fin de “convertirla en heterosexual”, por lo que uno de los mayores conflictos con sus padres viene a raíz de su preferencia sexual.

“Le diría que no base su felicidad en la religión porque son cosas diferentes, no es todo por eso, tiene que ser más liberal en ese sentido”, declaró Lucía cuando Rosina le preguntó qué le diría a su padre si lo tuviese cara a cara. Y continuó diciendo: “Me gustaría decirle que todo lo que me pasó no es culpa de él”.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/TronkOficial/status/1758320960199897134&partner=&hide_thread=false

“Es la persona más buena del mundo pero tiene un trato y una forma de hablar que es muy violenta. No comparto la forma en la que nos trataba en ciertos momentos, incluso semanas antes de entrar acá tuve la pelea más violenta con él, me dijo cosas muy hirientes, no podía creer que salga de la boca de mi papá”, manifestó.

“El día que lo pueda abrazar y no me sienta incómoda al lado de él voy a poder decir ‘lo perdoné’”, afirmó la oriunda de Salta, al mismo tiempo que recibió las palabras de apoyo de su amiga, quien aseguraba que los problemas de su padre son porque “no los puede resolver con él mismo”.

Seguidamente, Rosina la interpeló pidiéndole que imaginara qué sucedería si él entra a la casa de Gran Hermano en el “Congelados”, la dinámica que la casa estrenó esta semana y que generó profundas emociones en los participantes.

Tras lo cual, Lucía concluyó la charla diciendo: “No, no va a entrar. Por el bien del programa que no lo llamen”.

Embed

Temas

Dejá tu comentario