Gran Hermano: Maxi y Juliana no pudieron tener sexo y pueden sancionarlos

Espectáculos

La pareja quería sellar su reconciliación, pero una participante les arruinó el momento. Como si fuera poco, amenazaron con penarlos.

Juliana y Maxi intentaron tener sexo en la casa de Gran Hermano. No lo concretaron por culpa de una concursante y por haber incurrido en una falta podrían ser sancionados.

La pareja se reconcilió y fueron a tener un encuentro íntimo en la ducha aprovechando que el vapor blureaba las imágenes. La pareja abrió el grifo de la ducha y comenzó a besarse. Gran Hermano pidió que dieran "la señal de consentimiento".

La santafesina y el cordobés hicieron el gesto de aprobación para la cámara, pero el clima de pasión se cortó al sentirse observados.

No obstante, la remaron y volvieron a encenderse hasta que alguien golpeó la puerta del baño y les volvió a cortar el mambo.

Maxi se retiró del baño enojado y como si fuera poco lo llamaron al confesionario.

2892.jpg

"Maxi, no se puede usar solo para que se empañen los vidrios y las cámaras. Tapar las cámaras es motivo de sanción. Que no se vuelva a repetir", indicó Gran Hermano.

"No se puede hacer más eso, no podemos prender más la ducha", le aclaró Maxi a Juli.

Según le explicó Thiago al cordobés, "Cata" María Laura fue quien se dirigió al baño tras escuchar el pedido de la señal de consentimiento de Gran Hermano.

Aunque empezó a modo de broma, Maxi luego se puso serio despotricó bastante fuerte contra la entrerriana. "Espero que vaya al baño, si no va, está nominada" y "ojalá que afuera la estén recontra gorreando", fueron algunas de las dedicatorias.

"Debe estar recaliente. No puede gar... y caga a los demás", sostuvo el cordobés.

Temas

Dejá tu comentario