Los cinco grandes secretos de Michael Jackson a 13 años de su muerte

Espectáculos

Este sábado 25 de junio se cumplen 13 años de la muerte de Michael Jackson, una figura controversial y llena de grandes secretos.

Pasaron 13 años desde que Michael Jackson dejó este mundo tras sufrir un paro cardiorrespiratorio. A continuación, cinco de sus grandes secretos.

Tenía 'amiguitas' secretas

En palabras de los guardaespaldas, su jefe tuvo, al menos, dos amantes secretas en los últimos años de su vida. Ambas vivían en el extranjero y, en ocasiones, volaban hasta Middleburg, Virginia, para visitarlo. Los nombres de ambas nunca fueron desvelados a nadie. "Nosotros éramos los únicos que sabíamos que existían. Nos dijo, simplemente, que se llamaban 'Amiga' y 'Flor”…

Creía que estaba siendo espiado constantemente

En palabras de Whitfield y Beard, Jackson vivía perpetuamente con el temor de estar siendo espiado y grabado de forma secreta. Por ello, les hacía registrar las habitaciones de los hoteles que visitaba antes siquiera de poner un pie en ellos. Según determinan, la obsesión llegó a ser tan enfermiza que, en una ocasión, les hizo 'secuestrar' una limusina que habían alquilado hasta que la empresa les diese las cintas de las cámaras de vídeo que había en el interior y que, por seguridad, habían grabado uno de sus viajes.

Todo el mundo tenía que pedirle cita

El 'Rey del Pop' tampoco soportaba que nadie se presentase ante él sin una cita previa. Esta obsesión llegó hasta niveles que rozaban lo absurdo. Así, por ejemplo, solía rechazar la visita de sus hermanos si estos se presentaban en su casa sin previo aviso. No ocurría lo mismo con su madre, la única excepción.

Obsesionado por los libros

En contra de lo que podía parecer, Jackson estaba obsesionado por la lectura. Solía, por ello, gastarse miles de dólares en libros en una única tarde (tal y como si 'estuviese comprando chicles', según sus guardaespaldas). En una ocasión, durante una visita en Las Vegas, le gustó tanto una tienda de libros usados que la compró entera por 100 mil dólares.

Los misteriosos apodos de sus hijos

Por todos es sabido que Jackson hacía que sus hijos se presentasen ante la prensa con máscaras de carnaval con el objetivo de que no se reconociesen sus caras. Sin embargo, los guardaespaldas también afirman que, cada vez que salían a la calle, el Rey del Pop les ponía extraños motes para que no usasen sus nombres verdaderos fuera de su casa.

Embed

Dejá tu comentario