Padres innombrables: cuando la fama rompe el vínculo familiar

Espectáculos

Muchas veces la misma persona que da vida es la que, años más tarde, puede llegar a arruinártela. Los cortocircuitos en las relaciones padre-hijo son tan naturales como el vínculo mismo y, en ciertos casos, inevitables. Claro que lo que podría quedar en el plano íntimo cobra magnitud si los protagonistas de los altercados son famosos.



El viernes se dio a conocer el caso de la supuesta madre de la
modelo Deborah Bello, que


vive en estado de indigencia y vaga por la ciudad. La mujer se presentó bajo el nombre de Nilda Buono y le suplicó ayuda a su famosa hija, quien no le dirige la palabra desde hace 5 años.

Sin embargo, Bello -novia de Diego Torres-, no es la única modelo que no anda de parabienes con su progenitora. Nicole Neumann estuvo distanciada durante años de su madre, Claudia. Nunca salieron a la luz los motivos puntuales de la pelea que muchos aluden a la explotación comercial de su madre-representante. Lo cierto es que la rubia llegó a decir: “Si contara todo lo que me hizo, mi mamá se tendría que exiliar”. Terminante.

Vale recordar que Claudia permitió que una pequeña Nicole pose en la tapa de la Revista Gente bajo el título “Sexy a los 12”, coronándola como la primera lolita de nuestro país.



También de exposición precoz, Sofía Gala Castiglione es otra de las que no teme repudiar a su afamada madre en público. Moria llegó a confesar que suelen pasar meses sin hablarse -porque Sofía no le atiende el teléfono- y viven constantes episodios de maltrato verbal. 

Para Pampita” Ardohain, el entorno familiar tampoco fue el mejor refugio. Durante su matrimonio con Martín Barrantes cortó el contacto con su mamá Tanhia Do Santos, quien acusó a su hija de haberla escondido durante su fiesta de casamiento. En el peor momento del conflicto, la modelo intentó atropellar con su vehículo a su mamá. Hoy, pese a todo, gozan de buena relación.

Litigios importados

Las celebrities de Hollywood también cuentan con su lista negra familiar. Uno de los casos más conocidos es el de Angelina Jolie, que está ofendida, enemistada y distanciada de su padre, el actor John Voight. De hecho, la morocha de labios carnosos decidió erradicar de su documento el apellido paterno.

Lynn Spears también perdió el control de su hija Britney, que hoy no le dirige la palabra. La ex princesita del pop llegó a acusar a su mamá de haberse acostado con su ex marido y padre de sus dos hijos. Lindsay Lohan no anda mejor. Desde su refugio en una clínica de desintoxicación, cargo municiones contra sus gestores. Dijo que su padre -que está en prisión- es un borracho golpeador y que su madre está perdida en la cocaína.

Dejá tu comentario