El doloroso momento de "la niña más linda del mundo"

Espectáculos

Su rostro se hizo conocido a nivel mundial cuando tenía 6 años. Ahora, con 20, la joven reveló por las redes que padece un grave problema de salud.

Thylane Blondeau saltó a la fama a en 2007 cuando caminó en las pasarelas con Gigi Hadid y Kaia Gerber, modelando para Dolce & Gabbana. En ese momento, fue nombrada como “la niña más linda del mundo” por la revista TC Candler y, a partir de ahí, su vida cambió para siempre.

Thylane Blondeau

Desde entonces, su vida cambió de manera rotunda y muchas marcas internacionales y de prestigio, como Dolce & Gabbana y L'Oréal París, la convocaron para sus campañas. Pero 14 años después de aquel inicio abrupto en el mundo de la moda, la joven con 20 años atraviesa un doloroso problema de salud.

La hija del ex futbolista francés Patrick Blondeau y de la diseñadora de moda Veronika Loubry reveló a través de sus redes sociales que debió someterse a varias operaciones luego de que le detectaran quistes en el ovario.

Thylane-Blondeau4.jpg

Hace un año tuve una operación de emergencia por un quiste ovárico que me había explotado en el estómago”, comenzó relatando. Con los meses, la situación se agravó y este año, después de consultar a diversos profesionales, la única respuesta que obtenía era: ‘No te preocupes, no tenés nada, todo está en tu cabeza’”.

Thylane Blondeau

En los últimos días, regresó a la guardia del centro de salud por un fuerte dolor de panza, pero volvieron a minimizar el problema. “Al día siguiente de esto, tuve una cita con un médico increíble que vio directamente que tenía un quiste de 5,6 centímetros que ya estaba tocando mi ovario”, detalló. Luego de realizarse estudios, fue operada de urgencia.

Thylane aseguró que en esa clínica le salvaron la vida, ya que si no la hubieran asistido de manera inmediata podría haber perdido el ovario. “De esta experiencia he aprendido que cuando te duele el cuerpo, no hay que dejarlo pasar y hay que ocuparse, tenés que ver a diferentes médicos hasta que alguno de ellos encuentre el problema y lo cure. Cualquier dolor, incluso los más pequeños, puede ocultar algo mucho más importante”, reflexionó.

Temas

Dejá tu comentario