Tomás Holder habló de su enfermedad: "Peso 110 y me veo chico porque sufro vigorexia"

Espectáculos

El primer eliminado de Gran Hermano se puso como meta llegar a los 140 kilos, aunque a su novia no le gusta la idea.

Tomás Holder fue el primer participante en quedar eliminado de la casa de Gran Hermano. Tiene 21 años, es de Rosario, está de novio y sueña con formar su familia. Pero su personaje de rugbier soberbio le jugó una mala pasada y aunque él se sentía fuerte adentro del reality, la gente lo expulsó primero.

Sin embargo, Holder no pierde las esperanzas y anhela volver a ingresar a la casa más famosa de la Argentina. "Ahora no estoy pensando en volver sino en disfrutar de otras cosas. Pero obviamente que si se piensa en una vuelta, me gustaría estar. Sé que las caras de los participantes si me ven entrar de nuevo va a ser tremenda. Si entro, ¡se mueren!", confió a la revista Pronto.

tomas holder

En un mano a mano a fondo, Holder habló de su historia de vida y se refirió, entre otros temas, a su aspecto físico: "Quiero estar más grandote. Toda la gente que está en este deporte sufrimos de vigorexia. Es una enfermedad porque nos vemos al espejo y nos sentimos flacos. Entonces, queremos más y más. Actualmente estoy pesando 110 kilos y me veo chico. Quiero llegar a 140".

Y agregó: "Vos me podés decir: '¿Cómo te ves chico si estás gigante?'. Pero no tomamos dimensión porque no podemos ver la realidad de cómo estamos. Mi novia me dice que estoy muy grande ya y a ella no le gusta tanto pero le dije que no me siento lo suficientemente grandote como quisiera. Siento que me falta más y sé que está en mi cabeza. Pero soy consciente de que el día que forme una familia, se termina todo esto. No voy a jugar con estas cosas".

Embed

Dejá tu comentario