Lejos de la TV, Verónica Vieyra habló de su historia de amor

Espectáculos

La actriz dio detalles de la relación que comenzó con Claudio Sobredo, cuando se mudó a Entre Ríos para comenzar una nueva vida.

Después de la difícil relación con el cantante Silvestre, Verónica Vieyra comenzó una nueva historia de amor en 2014 con Claudio Sobredo. Radicada en Entre Ríos hace varios años, terminó conociendo al hombre con el que creo una verdadera familia.

En una reciente entrevista que dio la artista en el programa “Mamás felices” que conduce Andrea Chiarello en UCL TV, lo definió como un “abogado pelado”.

"Hace ocho años que estoy en pareja y es el amor de mi vida. De esos que te imaginás, soñás, pero que creés que no suceden. Es un amor sano, tranquilo y él es muy buen compañero", afirmó Verónica.

"Era un sábado a la noche y yo estaba tomando un tecito con una amiga, mientras armábamos una producción para teatro en jogging y sin arreglarnos. En eso me llama mi hija y me dice que vayamos al carnaval, que había conseguido unos trajecitos. Imaginate que mi primera respuesta fue negativa. Estábamos así nomás. Pero ella me convenció y fuimos", relató.

"Subimos unas gradas y cuando estoy bajando, veo un pelado de espaldas y le digo a mi amiga 'Este es el amor de mi vida'. Mi amiga se empieza a reír porque yo ni siquiera lo había visto de frente. 'Otra vez', me dijo ella en broma. Finalmente cuando lo vi de frente no lo podía creer. Era re lindo, tenía unos ojazos. Me quedé como una boba, callada, sin saber qué decir", explicó.

Verónica Veyra pareja.jpg

"Después él le escribió a mi amiga para pedirle mi teléfono. Yo le dije que no, que si tenía que ser nos íbamos a volver a cruzar por ahí. Como a las dos semanas nos volvimos a ver en el carnaval. Él estaba del lado de enfrente y le hacía señas a mi amiga. Yo estaba con mi nieto a upa, que se me había dormido. Nada que ver", afirmó.

"A esta altura una está distinto. Igual él tiene diez años menos que yo. Antes ellos estaban con chicas diez años menores y ahora nos toca a nosotras estar con chicos más jóvenes", se sinceró.

"Él es abogado, nada que ver con mi rubro. Pero nos amalgamamos adaptándonos uno al otro. Yo empecé a levantarme temprano para desayunar con él. En lugar de comer a cualquier hora, como con él. Y él en lugar de descansar los fines de semana se sube a una combi y me acompaña a las producciones que hago en diferentes lugares", contó.

Embed

Dejá tu comentario