Afganistán: denuncian que los talibanes tomaron medidas contra las mujeres y asesinaron a un cantante

Mundo

Los talibanes avanzan en el establecimiento de un régimen retrógrado y punitivo en Afganistán especialmente contra las mujeres, como prohibir las "voces femeninas" en las estaciones de radio y televisión de la provincia de Kandahar, mientras un ex funcionario denunció el asesinato de un cantante local.

En los últimos días, los talibanes prohibieron la música "porque así lo indica el Islam", afirmó un reporte del sitio web India Today, recogido por la agencia de noticias Ansa.

En tanto, hoy se conoció el asesinato de un popular cantante de folk y también de la separación en cursos universitarios de hombres y mujeres.

El ex ministro del Interior afgano Masoud Andarabi denunció el asesinato por parte de los talibanes del cantante de folk Fawad Andarabi, informó el diario británico The Guardian citando un tuit del político.

El "brutal asesinato", informó, tuvo lugar en Andarab, en la parte sur de la provincia de Baghlan.

El músico fue sacado de su casa y golpeado por los talibanes.

"No nos doblegaremos ante su brutalidad", escribió el exministro.

El titular interino de la cartera de Educación talibán anunció hoy que a partir de ahora en las universidades de Afganistán las estudiantes y los estudiantes estarán divididos.

"Continuarán estudiando en clases separadas, como requiere la sharía", declaró Abdul Baqi Haqqani al canal de noticias afgano Tolo News.

Por otra parte, centenares de personas seguían hoy amontonándose en las puertas de los bancos de Kabul con la esperanza de retirar algo de dinero de los cajeros automáticos o de sus cuentas, que quedaron inaccesibles desde que los talibanes tomaron el poder en el país.

Algunas personas llegaron a las 4 de la mañana (hora local) y hubo algunos enfrentamientos frente a algunos bancos con los talibanes, que lanzaron piedras para dispersar a la multitud.

Casi todas las redes de Internet y de telecomunicaciones en Panjshir fueron interrumpidas por los integristas, denunciaron fuentes de esa provincia del noreste del país devenida en centro de la resistencia contra los talibanes.

En tanto, fuentes del grupo radical confirmaron a Tolo News que el líder supremo de los talibanes, el mullah Haibatullah Akhundzada, viajó a Kandahar para reunirse con la cúpula del movimiento y avanzar en la formación de un nuevo Gobierno.

Fuentes de la cadena Ariana ya habían adelantado la visita del mullah, una figura profundamente enigmática desde su llegada al poder en 2016, a la capital homónima de la provincia-santuario de los talibanes, en el sur del país, donde habría permanecido por espacio de cuatro días.

El portavoz de los integristas radicales, Zabibulá Muyahid, había avanzado esta semana que el mullah "aparecería pronto, si Dios quiere", ante el silencio guardado por el líder del movimiento tras la conquista insurgente del país, que culminó el 15 de agosto con la toma de Kabul.

Akhundzada sucedió al fundador del movimiento, el mullah Omar, en 2013, tras la muerte de éste -que no se conoció hasta julio de 2015-, y desde entonces vive alejado de la actividad pública, salvo algún discurso ocasional, consignó la agencia de noticias Europa Press.

Su figura ha estado siempre rodeada de rumores sobre su salud. El medio afgano Hasht-e-Subh llegó incluso a informar que había muerto el año pasado en un bombardeo en la provincia paquistaní de Balochistán, aunque los talibanes desmintieron inmediatamente estas informaciones.

Embed

Dejá tu comentario