Por la inflación, Dinamarca pone un tope a los aumentos de los alquileres

Mundo

El gobierno danés dispuso que los aumentos de los alquileres no podrán superar el 4% anual. Berlín y París también adoptaron medidas para regular los precios.

El Gobierno de Dinamarca dispuso este viernes aplicar un tope del 4% anual a los alquileres por los próximos dos años, con el objetivo de aliviar los efectos de la inflación.

La administración danesa, dirigida por la primera ministra Mette Frederiksen del Partido Socialdemócrata, estableció que los aumentos de los alquileres no podrán ser superiores al 4% anual. Dicho tope regirá durante los próximos dos años, según informó el Ministerio del Interior y Vivienda del país escandinavo en un comunicado.

El techo se decidió "para crear paz para los inquilinos del país en un momento en que la inflación en julio se calculó en 8,8%", explicó la cartera gubernamental, y aplicará tanto para los alquileres existentes como para los futuros.

"Para el Gobierno es crucial cuidar a los inquilinos daneses. No tienen que irse de sus casas debido a la inflación desenfrenada que estamos experimentado", afirmó en el comunicado el ministro del Interior y Vivienda, Christian Rabjerg Madsen.

La medida –fruto de un acuerdo entre los partidos que conforman la coalición gobernante y sus aliados en el Parlamento- permitirá impedir un alza fuerte en los contratos de alquileres de 160 mil viviendas, los cuales hasta el momento –de acuerdo con la Ley de Renta- poseían un tope móvil según la inflación anualizada, la cual actualmente se sitúa en máximos de 39 años.

La premier Frederiksen –que afrontará elecciones el año próximo pero que podrían anticiparse- afirmó la semana pasada, en una entrevista televisiva, que "un aumento en los alquileres del 8% o 9% sería demasiado para muchas personas, por ejemplo, los estudiantes".

"Con el tope salvaremos las finanzas de muchas personas y me complace que podamos crear esa seguridad en la vida cotidiana para las personas que han temido verse obligadas a mudarse", agregó por su parte Halime Oguz, parlamentaria y comisionada de Vivienda por parte del Partido Popular Socialista, en medios locales.

Más allá del tope temporal, el Gobierno analiza elaborar un nuevo índice permanente para regular los alquileres, el cual se apunta a que sea independiente de los aumentos de los precios de la energía y de los alimentos.

Ciudades europeas como Berlín y París también poseen diversas regulaciones en torno de los alquileres, ya sea en cuanto a sus valores o en el porcentaje de viviendas sociales que deben incluir los nuevos desarrollos urbanísticos.

Embed

Dejá tu comentario