Coronavirus: Brasil sufre el "peor colapso hospitalario" de su historia

Mundo

En casi todo su territorio la ocupación de camas de terapia intensiva supera el 80% a raíz de la segunda ola de coronavirus. Este martes tuvo su pico de muertes diarias, con 2841 fallecidos.

El laboratorio federal Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), del Ministerio de Salud, informó que Brasil está sufriendo el “peor colapso sanitário y hospitalario de su historia” con casi todo su territorio con ocupación de camas de terapia intensiva superior al 80% por ciento, en estado crítico a raíz de la segunda ola de coronavirus.

Según los científicos de la Fiocruz, 24 de los 26 estados tienen más de 80% de ocupación hospitalaria y el estado de Río de Grande do Sul, fronterizo con la Argentina, ya fue superado en todas sus posibilidades, con 100 por ciento.

Quince estados tienen tasas superiores al 90% de ocupación de camas UTI para pacientes con Covid-19, dice el informe divulgado el martes por la noche por los científicos del más importante centro laboratorial oficial, responsable de producir a partir de este mes las vacunas de AstraZeneca.

“Se trata del mayor colapso sanitario y hospitalario de la historia de Brasil”, advirtieron en el comunicado que difundieron los especialistas y aclararon que los números son promedios de cada estado, que, por su parte, tienen fila de espera en varias regiones y fallecidos sin encontrar camas de UTI.

Brasil tuvo este martes el récord de 2.841 muertes diarias y acumula 282.127, el primer día luego de que el presidente Jair Bolsonaro designara a su cuarto ministro de Salud, el cardiólogo Marcelo Queiroga, en lugar del general Eduardo Pazuello, quien el lunes prometió 561 millones de dosis de vacunas hasta diciembre. Los únicos dos estados que no llegaron al estado de colapso son el amazónico Roraima y Río de Janeiro, con menos del 80% de ocupación de UTI.

Los científicos del instituto oficial recomiendan restricciones como las que están aplicando la mayoría de los estados y municipios para reducir la ocupación de camas, además del uso de mascarillas, medidas de distanciamiento físico y aceleración de la vacunación.Piden suspender las clases presenciales en todo el país, como así también prohibir actividades como shows, cultos religiosos y deportivos, e imponer toque de queda de 20 a 6 y los fines de semana, con cierre de playas y parques.

Las recomendaciones de un órgano oficial contrastan con la política y el discurso del presidente Bolsonaro de repudiar las cuarentenas, a las que llamó "estado de sitio" recientemente.