El Vicepresidente de Brasil culpó al pueblo por el colapso sanitario

Mundo

"A nuestra población no le gusta respetar las reglas, no es de la naturaleza de nuestro pueblo", aseguró Hamilton Mourao.

El vicepresidente de Brasil, general retirado Hamilton Mourao, culpó este lunes a la población por el avance de la pandemia de coronavirus Covid-19 al afirmar que la sociedad tiene la "naturaleza" de no "respetar reglas", en medio del colapso del sistema sanitario en todo el país y el récord mundial semanal de muertos.

"A nuestra población no le gusta respetar las reglas, no es de la naturaleza de nuestro pueblo. Nuestro pueblo es más libertario, le gusta andar por calle, hacer fiestas. Y cuando por dos o tres meses no puede disfrutar de estos placeres de la vida, son pocos los que aguantan", dijo el vicepresidente sin hacer mención a la prédica anticuarentena del presidente Jair Bolsonaro ni a su decisión de evitar la adopción de medidas concretas para evitar el avance de la pandemia en el país.

Hamilton Mourao
Jair Bolsonaro y Hamilton Mourao

Jair Bolsonaro y Hamilton Mourao

El vicepresidente confirmó la existencia de negociaciones para reemplazar al general en actividad Eduardo Pazuello como ministro de Salud y dijo que encontrar un sucesor es difícil "porque no se podrá arreglar todo de un día para el otro".

"Es algo muy difícil por la característica de Brasil, de este virus, por la forma en la que se encaró esto. Es muy difícil para alguien arreglar todo de un día para el otro", dijo.

Defendió al general Pazuello y sostuvo que "con una gestión muy criticada el ministro demostró resiliencia y capacidad para soportar críticas", mientras reconoció que los aliados de Bolsonaro en el Congreso sugirieron nombres de políticos vinculados al área de salud pública para enfrentar el colapso.

bolsonaro cacerolazo brasil.jpg

Brasil tiene un promedio móvil de más de 1.800 muertos diarios en los últimos siete días y alcanzó los 278.229 fallecidos hasta el domingo.

Pazuello es un militar que actuó en logística para recibir a venezolanos en el norte amazónico en 2019 y asumió el cargo en abril de 2020 luego de que renunciaran dos ministros de Salud que defendían cuarentenas y uso de tapabocas.