Fiestas en barcos y recital de reguetón: las causas del brote masivo de covid en Mallorca

Mundo

Más de 500 jóvenes volvieron contagiados a sus casas tras sus vacaciones de fin de curso en España.

El brote de coronavirus de mayor envergadura de toda la pandemia en España coincide con las celebraciones de los estudiantes. Las macrofiestas en Mallorca suman por el momento, más de 500 contagios en varias comunidades autónomas y ramificaciones a nivel europeo con 80 casos confirmados, y relacionados con el brote balear, detectados en los Países Bajos.

La historia se repite, jóvenes de toda España, juntos para celebrar tras largos meses de encierro o semilibertad: alcohol, excesos, (cosas de la edad) y una vuelta a casa con exceso de equipaje en forma de coronavirus.

El resultado son medio millar de casos repartidos por España (y parte del extranjero), cuarentenas y varios casos de padres contagiados. En Lugo, diez estudiantes de dos centros educativos y dos de sus progenitores han dado positivo y en Madrid se investiga otro contagio intrafamiliar.

Madrid es, con diferencia, la comunidad autónoma más afectada. La Consejería de Sanidad ha identificado ya 363 casos positivos entre estudiantes de 17 a 19 años procedentes de más de una treintena institutos de la región y que se alojaron en ocho hoteles de Mallorca durante aquellos días.

Como consecuencia, en Madrid hay otros 3.000 estudiantes en cuarentena y la consejería de Sanidad ha pedido a sus rastreadores que se pongan a llamar a todos los casos y contactos estrechos del brote de Mallorca para localizarlos y actuar. Son más de 3.000 personas y hay que localizarlas a todas.

Los espacios donde el virus se hizo una fiesta están identificados, son principalmente cinco: el ferry de ida, los macrofestivales de reguetón que se celebraron en la isla en aquellas fechas, las llamadas 'boat parties', los macrobotellones que las autoridades permitieron y los viajes de vuelta tras unos días en Mallorca.

El martes, 15 de junio, en la Plaza de toros de Mallorca, se celebró "el mayor festival de reguetón de Europa". La publicidad no era engañosa. Tan multitudinario fue que la Policía tuvo que intervenir y suspenderlo por las aglomeraciones y la falta de medidas de seguridad.

La intervención no impidió que ese mismo domingo, 19 de junio, se permitiera la celebración de una segunda edición con idénticos resultados en lo que a seguridad se refiere.

Recién este viernes que el El Govern balear inició un expediente contra los organizadores del concierto de Reguetón en la Plaza de Toros de Palma que se enfrentan a multas que pueden ir de los 60.000 a los 600.000 euros por una infracción muy grave.

El ejecutivo balear ha anunciado, además, que investiga a nueve hoteles de la isla por lo ocurrido y que conminará al Gobierno central a que emprenda acciones legales contra aquellas agencias de viaje de la península que hayan podido organizar o bien colaborar en el desarrollo de actividades que incumplen la normativa COVID.

Otro foco de contagio al que se apunta son las fiestas en embarcaciones amenizadas con música a buen volumen y regadas con abundante alcohol a las que asistieron muchos jóvenes y que continuaron en tierra hasta altas horas de la noche al desembarcar.

Las agencias de viajes se defienden diciendo que todas las actividades que ellas organizan terminan a medianoche y acusan al Gobierno Balear de haber permitido los macrobotellones en las calles de la isla durante aquellos días.

También preocupa el turismo británico. En el caso concreto de Mallorca han sido 12.000 los asientos adicionales que se han puestos a disposición de los turistas británicos que podrán viajar hasta la isla para disfrutar de su clima, sus playas y su fiesta, ya sin mascarillas en exteriores por el fin de la normativa que ha entrado en vigor este sábado.

En estos momentos la compañía ofrece 82 vuelos semanales a Mallorca desde diez aeropuertos del Reino Unido.

Dejá tu comentario