La Federación Internacional de Natación prohíbe los trajes de baño con "lucecitas" en Beijing

Mundo

*El equipo de natación sincronizada español quería lucirse en Beijing.

Las dos chicas españolas que fueron a Beijing para competir en natación sincronizada, no llevaban una malla normal dentro de sus valijas. Andrea Fuentes y Gemma Mengual tenían una sorpresa que finalmente no fue aprobada por la FINA (Federación Internacional de Natación).

Según Elmundo.es, el tribunal superior de este deporte consideró que era peligroso que las nadadoras utilicen trajes de baño luminosos. El solo hecho de suponer que habría electricidad en el agua hizo que la FINA prohíba esa vestimenta por miedo a que alguna se electrocute.

Sin otra opción, las españolas tuvieron que usar equipos comunes, a pesar de haber probado con éxito varias veces las mallas que cuentan con unas lucecitas chiquitas, llamadas LEDS. Funcionan con una batería incorporada al traje de baño, que se ilumina en distintos sectores gracias a unos minúsculos cables de fibra óptica, que llevan la energía desde la batería hasta los LEDS.

Si bien esta novedad no podrá ser usada en estos Juegos Olímpicos, las españolas no descartan la posibilidad de seguir utilizando este equipo para perfeccionar su funcionamiento hasta llegar algo que sea inobjetable.

Conocido como “el bañador del siglo XXI”, no son sólo luces lo que tendrá el traje de baño que imaginan, la ambición va más lejos. Planean introducir en la prenda chips informáticos, de luces que se prenden y se apagan según el movimiento corporal de las nadadoras. También quieren que cambien de color las luces y hasta pretenden formar figuras de animales sobre la tela de la malla.

Tal vez dentro de cuatro años, en los próximos Juegos Olímpicos, el mundo pueda ser testigo de esta innovación que une mujeres, agua y electricidad.

Dejá tu comentario