-

El Vaticano condenó a un cura a cinco años de cárcel por tener pornografía infantil

23 de junio de 2018

Carlo Alberto Capella fue funcionario de la nunciatura en Washington. La sentencia estuvo lista en menos de dos días.

La justicia del Vaticano condenó este sábado al sacerdote Carlo Alberto Capella a cinco años de cárcel y el pago de una multa de 5 mil euros por posesión y distribución de pornografía infantil.

Capella, de 51 años, fue consejero de la Nunciatura (el cuerpo diplomático del Vaticano) en Washington DC, donde las autoridades lo investigaron por su actividad en la web, que llegó a incluir el pedido de fotos a jóvenes de entre 14 y 16 años en chats.

El sacerdote aseguró que la mudanza a los Estados Unidos le produjo "un conflicto interior, un sentimiento de vacío y de inutilidad", como explicó el viernes pasado al comienzo del juicio.

Pero el promotor de justicia (fiscal) vaticano, Gian Piero Milano, pidió que se condenara a Capella a cinco años y nueve meses de cárcel y al pago de una multa de 10 mil euros por poseer una cantidad "ingente" de pornografía infantil.

Carlo Alberto Capella interior.jpg
El sacerdote aseguró que empezó a consumir pornografía infantil por el estrés de la mudanza
El sacerdote aseguró que empezó a consumir pornografía infantil por el estrés de la mudanza

El oficial de la policía vaticana Gianluca Gauzzi, encargado de revisar el celular y otros aparatos del sacerdote, afirmó que Capella tenía en su poder fotos de "menores manteniendo relaciones carnales con adultos".

También se encontraron videos de chicos de entre 13 y 17 años en escenas "explícitas", y hasta uno en el que el chico parecía aún menor de esa edad.

Capella fue investigado por el Departamento estadounidense de Estado por posesión e intercambio de material de pornografía infantil y el 21 de agosto de 2017 se le notificó de sus actividades al Vaticano.

El sacerdote quedó detenido en la sede de Gendarmería (policía) del Vaticano el 7 de abril de 2018 y el tribunal local se expidió en menos de 48 horas.