-

-

Salvaje ataque en el colegio: una mamá le abrió la cabeza a cadenazos a una nena

01 de julio de 2018

Una mujer fue hasta la puerta del colegio y agredió a una menor. De acuerdo con lo que informó el padre de la víctima, la mujer tiene otras denuncias por la misma causa.

Una adolescente fue golpeada a cadenazos por la madre de una compañera en la puerta del colegio y le abrió la cabeza. La familia de la víctima le reclama a la Justicia y a la institución que hagan algo.

El ataque ocurrió en el CEM 14 de Fernández Oro, Río Negro, a las 13:20 del martes pasado. Entonces llegó en moto la madre de una estudiante del turno mañana y se abalanzó encima de una chica de 17 años.

"Es la tercera vez que esta mujer agrede a chicas de la escuela"

La atacante sacó la cadena con la que asegura el vehículo y la golpeó varias veces en la cabeza, de modo que la adolescente quedó bañada en sangre y en medio de una crisis de llanto. Luego la trasladaron al hospital donde le cosieron la profunda herida.

"Cuando la mujer se enteró de las denuncias, fue hasta la casa de las otras madres y las amenazó de muerte"

Ahora la chica vive con miedo y no quiere volver al colegio mientras que su familia teme nuevos ataques. "Es la tercera vez que esta mujer agrede a chicas de la escuela. Se trata de la mamá de una alumna de cuarto año que debieron cambiarla al turno mañana porque les pegaba a las compañeras”, declaró Ramiro Mamani, padre de la víctima, a LM Cipolletti.

"Desde la escuela lo único que me ofrecieron es un docente para darle clases particulares en mi casa"

“Los hechos fueron denunciados con anterioridad, pero la escuela no logró resolver el conflicto. Incluso cuando la mujer se enteró de las denuncias, fue hasta la casa de las otras madres y las amenazó de muerte", agregó.

"Ahora cada vez que va a la escuela pienso que la pueden matar"

Además, reveló: "Desde la escuela lo único que me ofrecieron es un docente para darle clases particulares en mi casa. Encima que le rompen la cabeza tiene que vivir encerrada, no se puede creer".

Tras el ataque, Mamani fue a la Fiscalía de Cipolletti para hacer la denuncia, pero le solicitaron tres testigos mayores de edad y al parecer sólo había adolescentes.

Por su parte, el colegio prepara para esta semana un consejo de convivencia interdisciplinario pero Mamani reclama la expulsión de la otra alumna y que avance la causa contra su madre.

“Esperemos que la escuela actúe, porque la situación no da para más. La inacción va a provocar que mi hija deje de estudiar. No se puede vivir con miedo. Ahora cada vez que va a la escuela pienso que la pueden matar”, aseguró.

Temas