"Me apuntaron y me desesperé": le robaron el auto a un gendarme con su hijo adentro

17 de agosto de 2018

La mujer del efectivo contó que se encontraba amamantando a su beba cuando dos delincuentes la hicieron bajar del auto a punta de pistola. No llegó a sacar a su hijo de siete años que estaba durmiendo. Lo bajaron dos cuadras después.

Marlene es la esposa de Emiliano Barrientos, un gendarme de Lomas de Zamora. La mujer contó que este jueves a la noche había ido a buscar a su marido al trabajo junto a sus dos hijos. Emiliano salió de civil y fueron hasta un local de repuestos en el cruce de Hipólito Yrigoyen y Brandsen.

Con el auto estacionado, Marlene aprovechó para amamantar a su hija de cuatro meses. Estaba en el asiento de atrás junto con su hijo de 7 años que estaba durmiendo. En ese momento los interceptaron dos delincuentes que la obligaron a bajarse y no pudo despertar y llevarse a su hijo mayor.

“Me apuntaron y yo lo agarré del buzo pero me tiraron y no lo pude sacar. Me desesperé. A las dos cuadras lo dejaron en la calle y un hombre lo trajo”, contó Marlene en declaraciones a los medios.

Tras conocerse el hecho, el gendarme Emiliano Barrientos mandó un audio a sus compañeros contándoles lo que acabana de suceder.

audio gendarme hijo

"Por favor, denme una mano. Estoy en Yrigoyen y Brandsen, se fue mi auto con mi nene. Se lo llevaron. Camarada, camarada, urgente, por favor, se lo llevaron a mi hijo y me robaron el auto. Urgente, por favor camarada. Estoy acá en Yrigoyen", se lo escucha decir.

La mujer del gendarme cree que los delincuentes saben quienes eran ya le nombraron a su marido. “Ese milico de mierda”, le dijeron.

Embed

Su hijo está bien y ya está más tranquilo. “Lo único que me contó fue que lo bajaron. Ahora está mejor, tranquilo pero igual tenemos miedo. Saben quienes somos y el auto lo dejaron a 20 cuadras en la zona donde trabaja mi marido”, explicó la mujer.

A las pocas horas el auto fue encontrado y los delincuentes fueron detenidos.

Temas