Atacó a golpes a su mamá porque no lo dejó comprarse un arma

08 de diciembre de 2018

Cuando la policía llegó para asistir a la mujer, el joven le desfiguró la cara a una efectivo. Quedó detenido.

Un joven enfurecido con su madre la golpeó porque no lo dejaba comprarse un arma. Cuando llegó la Policía, atacó a una sargento y la desfiguró. El hecho ocurrió el jueves a las 18:30 en Centenario, en una casa ubicada en la calle Honduras y José Martí. La mujer llamó a la Policía tras ser agredida por su hijo.

La discusión entre madre e hijo que desató la agresión fue porque el joven quería comprarse un arma de fuego en el mercado negro y su mamá no lo dejaba. El muchacho, indignado, comenzó a golpearla. Ella logró encerrarse en su habitación y llamó a la Policía.

policia golpeada.jpg

Al dispararse la alerta de un posible caso de violencia de género, un móvil de la Comisaría Quinta acudió al lugar rápidamente y la sargento Gladys Almendra se puso al frente con la idea de asistir a la mujer.

Una vez en la casa, la sargento comenzó a dialogar con la víctima que le relató el episodio de violencia que había sufrido. El joven no estaba a la vista pero de manera artera apareció en escena y arrojó una tapa rosca de caño de 3/4 de plástico sólido que impactó en el rostro de la policía.

Embed

El objeto le provocó un profundo corte desde arriba del ojo derecho hasta la nariz. De inmediato intervinieron sus compañeros y como la sargento se desangraba la trasladaron de inmediato al hospital de Centenario, donde en la guardia la asistieron y le pusieron 12 puntos. La joven policía fue derivaba a su casa con un combo de analgésicos.

El agresor fue demorado por la Policía y puesto a disposición de la fiscalía tanto por la agresión a su madre como a la sargento de la comisaría.

Temas