Alegres fantasías versus dramáticas realidades

Por: Juan Carlos Junio
21 de marzo de 2019

El presidente de la Nación y sus ministros insisten en señalar enfáticamente que la inflación está bajando, pero llegó el IPC y con él la cruda verdad. La inflación en febrero fue de 3,8%, en dos meses del año ya acumula 6,8%, la anual está en 51,3%. Los precios regulados que son determinados directamente por el gobierno como la luz, el gas y el agua se incrementaron un 4,2%. De hecho, el de los servicios públicos es el ítem que más subió en lo que va del 2019, un 9,7%. Los transportes en términos anuales se incrementaron un 63,6%. No conformes, esta semana volvieron a aumentar colectivos y trenes. Y para completar este amargo menú, el mes que viene el boleto de subte se va a $19 y en mayo a $21. Recordemos que hace menos de un año pagábamos $7,5; o sea que, en ese breve lapso, Horacio Rodríguez Larreta subió la tarifa del subte porteño un 180%.

El otro rubro decisivo para la vida ciudadana es el de los Alimentos y Bebidas: se incrementó un 5,7% en febrero, un 58,3% más que en el mismo mes del año pasado. No podemos soslayar a la carne: tuvo un aumento en febrero de entre 11% y 15%, según el corte. En suma, hay consumos que pueden ajustarse, pero comer hay que comer, pagar el alquiler para vivir, y el transporte para ir a trabajar.

A pesar de esta dura realidad, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dice que estamos creciendo, y promete otra vez que la inflación bajará en el segundo trimestre. Lo respaldó Guido Sandleris, Presidente del Banco Central, quien pontificó: "Esta inflación es frustrante, pero la bajaremos sin atajos" y concluyó: "nada de subsidios no sostenibles". Su traducción más elemental es: seguiremos con los tarifazos. En cuanto a la Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria, está en 56,2%, el nivel más bajo desde el 2002. Conclusión evidente, la mitad del sistema productivo del país está parado. La industria Automotriz está en "punto muerto" con apenas 15,7% de actividad. ¿Habrá que esperar que llegue a cero? Acaso, ¿es "Producción cero" la política de este Gobierno?

Todo indica que al presidente Mauricio Macri no le interesa la industria, ni la generación de trabajo. Eso sí, se fue a Expoagro a decirles a los grandes productores agropecuarios que "habían hecho una revolución". ¿Se le habrá pegado esa palabra tras su reciente visita al mausoleo del revolucionario Ho Chi Minh en Vietnam? En la feria de Expoagro insistió con la mirada del exterior: "El mundo nos está mirando a ver qué hacemos los argentinos". Cabe preguntarse si no debería mirar un poco hacia adentro, incluso hacia el propio campo a ver cómo la están pasando los argentinos. Justamente en la semana circuló un video de un productor agropecuario. El hombre le decía en la cara al "Ministro de la Sociedad Rural" Luis Etchevehere y al Senador Alfredo De Angeli: "Después de 45 años voy a dejar de ser productor, tengo todo en venta, y así como yo, un montón de muchachos", dijo con desazón. Y remató: "Es imposible que un productor pueda vivir con un crédito al 70%".

Pero ya que les gusta hablar de récords, la economía de Macri tiene varios. Ahora resulta que estamos en un selecto batallón de países con mayor riesgo de crisis. Según Oxford Economics, Pakistán, Ucrania, Líbano, Argentina y Ecuador encabezan la lista de los mercados más propensos a una crisis de deuda, seguidos de Kenia, Sri Lanka, Bangladesh, Ghana y Omán. Si fuera un mundial de fútbol diríamos que nos tocó un grupo fácil, pero en la deuda es el grupo de la muerte.

En medio de todo este panorama, el dólar comenzó el sube y baja, frente a esta variación el gobierno solo atina a subir nuevamente las tasas de intereses, hiriendo más aun a la producción y el mercado interno.

Como en materia de declaraciones nada de lo que dicen los funcionarios de Cambiemos está impactando en la opinión pública, Sandleris continuó con los "no anuncios": dijo que proseguirá con la meta de cero expansión de la base monetaria, ya no hasta junio, sino hasta diciembre, y que no la aflojará para pagar los medio aguinaldos. Ya que estaba anunció que mandará un proyecto de reforma de la Carta Orgánica al Congreso estableciendo que la prioridad es la estabilidad de los precios, se prohibirán los préstamos al gobierno, y se eliminará el concepto de "la equidad social". La tardía iniciativa seguramente no tiene destino con este gobierno saliente. Si quiere estabilizar, que lo haga con los precios. Todos lo esperan, pero nadie ya tiene esperanza en que se realice.

* Juan Carlos Junio, es Secretario General del Partido Solidario y Director del Centro Cultural de la Cooperación "Floreal Gorini".