-

-

-

Tensión en la UTA: la oposición tomó la sede del sindicato y hay al menos once heridos

16 de diciembre de 2019

Están enfrentados a la conducción de Roberto Fernández. Hubo un detenido por tenencia de armas de fuego.

Una facción opositora a la conducción de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) protagoniza hechos de violencia al intentar tomar la sede de la calle Moreno al 2900, en la ciudad de Buenos Aires. Los manifestantes se enfrentaron con otros compañeros, dejando varios heridos, e intervino la infantería de la Policía porteña rodeando el lugar. Además, lograron ocupar el edificio.

Embed

Tras el enfrentamiento, hubo al menos once personas que resultaron heridas y debieron ser hospitalizadas. Así lo informó el titular del SAME Alberto Crescenti en declaraciones a la periodista Gabriela Inglese.

Parte de los manifestantes se trasladaron como parte de la medida de fuerza que afecta a los trabajadores de la empresa DOTA pero también reclaman contra lo que arregló el titular del gremio, Roberto Fernández, en la última paritaria.

C5N estuvo presente en el lugar y mostró como una facción golpeó a algunos trabajadores aislados, al tiempo que otros rodeaban la sede y algunos se mantenían colgados de una escalera colocada contra el edificio. Desde allí, lograron ingresar al primer piso, donde hay oficinas y arrojaron papeles a la calle. En medio de los hechos de violencia, también quedó volcado un auto que estaba en la puerta.

Al respecto, el periodista Mariano Martín explicó en C5N que los manifestantes responden a Miguel Bustinduy, ex secretario de Organización, quien es el "hombre fuerte" del sindicato en DOTA y encabeza la agrupación Juan Manuel Palacios.

Además, mientras que Fernández responde a la CGT, Bustinduy tiene como referente a Hugo Moyano.

"Tomamos el sindicatos porque lo necesitamos, necesitamos obra social", declaró a C5N uno de los manifestantes. Otro, agregó: "El sindicato está tomado con nuestro secretario general desde hace muchos años porque no quiso ir a elecciones ya que sabía que perdía".

"Nuestro salario bajó en promedio un 50% en estos últimos cuatro años", afirmó e indicó que ninguno pasa los 40 mil pesos. "Nuestros predios están alquilados para clubes de fútbol de amigos de los sindicalistas", denunció.

"Reclamamos elecciones libres", siguió en su carga contra Fernández y aseguró que la medida en la empresa DOTA "no es un paro, es una asamblea donde nuestros compañeros se agruparon para pedirle a nuestro secretario que se vaya o nos dé respuestas".

Temas