26 de enero de 2021

Una chica de 18 años denunció que fue sometida a un abuso sexual en un local del Once. "Creo que me drogó", llegó a avisarle a su madre por mensaje de texto.

Una chica de 18 años denunció que fue violada el sábado pasado en un local de Paso al 600, en Balvanera, por un hombre a quien había ido a ver para una entrevista laboral. Antes de ser atacada le pudo mandar un mensaje de Whatsapp a su madre en el que le dijo dónde estaba y que creía haber sido drogada.

La joven, cuyo nombre se reserva, es de Venezuela y en la búsqueda de trabajo en Argentina había concertado una entrevista laboral a través de Facebook pocas horas antes del ataque, informaron fuentes policiales a Télam.

El encuentro fue a las 14 en un local de Paso al 600, en el Once, donde el comerciante en cuestión la recibió y le ofreció un vaso de agua. La joven lo aceptó y luego comenzó a sentirse mal.

"Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada", alcanzó a escribirle a su madre, a quien le mandó la dirección de donde estaba.

Con esa información la mujer llamó al 911 y se dirigió al local de Balvanera. Los efectivos policiales encontraron a la joven tirada sobre una escalera en el fondo del local, con el torso desnudo y todavía bajo el efecto de psicotrópicos.

Una ambulancia del SAME trasladó a la joven al Hospital Ramos Mejía, donde se podría haber confirmado que hubo abuso sexual.

De hecho se inició una causa en el Juzgado Criminal y Correccional 15 a cargo de la jueza Karina Zucconi, quien imputó al hombre por el delito de "abuso sexual simple", pero le concedió la libertad.

Temas