Cerraron dos plantas con Macri y ahora fabrican el primer scooter ejecutivo nacional

Política

Zanella, luego de cerrar dos sedes en principios del 2019, ahora lanza al mercado un increíble diseño de origen nacional con innovación tecnológica.

La empresa Zanella, que durante el Gobierno de Mauricio Macri cerró, en menos de un mes, dos de las cuatro plantas de producción que tiene en la Argentina, ahora lanzó al mercado el primer scooter executive sport de origen nacional con innovación tecnológica para el segmento, diseño y servicio de post venta del país, destacó en su lanzamiento.

Se trata del Cruiser X1, un scooter de 171 cc que cuenta con transmisión automática CVT y es considerado "el único scooters executive sport de una marca nacional producido en Argentina", lo que permite reposicionar a la empresa en el mercado local de fabricantes.

Entre los atributos del nuevo modelo se destaca sistema de frenada combinada, suspensiones delantera y trasera, sistema de encendido Keyless (sin llave), iluminación full LED, un completo tablero digital LCD y un puerto USB que permite cargar dispositivos electrónicos y GPS.

“Estamos muy satisfechos con la presentación de nuestro nuevo Cruiser X1, es un paso muy importante para posicionar a Zanella en el segmento de scooters executive sport. Se trata de un producto que cuenta con la mejor tecnología, diseño y servicio de post venta del país”, asegura Elias Cobelo, brand manager de Zanella Hnos.

En cuanto a los aspectos técnicos, el Cruiser X1 viene equipado con motor monocilíndrico de 4 tiempos de 171 cc que alcanza una potencia máxima de 11 HP/7500 rpm con transmisión automática CVT y arranque eléctrico y pedal.

Este scooter se presenta en cuatro colores: Piano Black, Bianco Perla, Blue Mate y Titanium Mate, con protección UV PLUS que mantiene por más tiempo los colores de fábrica y asegura que no se altere la calidad de sus acrílicos frente a otros productos del segmento. La garantía de este modelo es de 12 meses o 12.000 kilómetros.

Vale recordar, que el presidente de la empresa, Walter Steiner, reclamó durante años el decreto presidencial de terminal automotriz para fabricar autos en la Argentina.

¿Cuál era la situación de Zanella en principios de 2019?

La empresa, por muchos inconvenientes y pocas ayudas, había cerrado dos de sus empresas: primero la de Mar del Plata, donde iba a producir un camión urbano, que finalmente se trajo importado de China y luego también cerró la planta de ensamblado de motos de la localidad cordobesa de Cruz del Eje.

Dejá tu comentario