El Senado convirtió en ley la reforma de Bienes Personales

Política

El Senado realizó una sesión especial en la que convirtió en ley el proyecto que modifica y eleva el mínimo del Impuesto sobre los Bienes Personales y aumenta las alícuotas de los patrimonios superiores a 100 millones de pesos, que fue votado el martes pasado por la Cámara de Diputados.

El Senado de la Nación aprobó este miércoles por 37 votos a favor y 1 en contra, y convirtió en Ley, la modificación del Impuesto a los Bienes Personales que eleva de dos a seis millones de pesos el monto no imponible, para objetos particulares, y de 18 millones de pesos a 30 millones de pesos, para las casas-habitación, en la última sesión del año a la que la mayoría de la oposición decidió faltar.

La iniciativa modifica el artículo 24 de la ley 23.966 de Impuesto sobre los Bienes Personales a fin de incrementar el mínimo no imponible de dos a seis millones de pesos. En el caso del inmueble destinado a casa-habitación, el piso se establece en 30 millones de pesos, cuando antes era de 18 millones de pesos.

También se dispone que estos montos se ajustarán anualmente por el coeficiente que surja de la variación anual del Índice de Precios al Consumidor Nivel General (IPC) del Indec correspondiente al mes de octubre del año anterior al del ajuste respecto al mismo mes del año anterior.

SESIÓN - 29-12-21

La iniciativa fue aprobada por unanimidad originalmente en el Senado a fines de octubre de este año, pero cuando pasó a Diputados se le añadieron dos nuevos tramos para los bienes nacionales de 1,50% y de 1,75% para las porciones de las bases imponibles que superen los 100 millones y 300 millones de pesos, respectivamente.

También se modifican las alícuotas para los bienes situados en el exterior y se establecen porcentajes que van del 0,70% al 2,25%.

Finalmente, se faculta al Poder Ejecutivo nacional a incrementar, durante el año fiscal 2022, los montos previstos en el inciso z) del artículo 26 (exención para el sueldo anual complementario) y en el anteúltimo párrafo del inciso c) del artículo 30 de la Ley de Impuesto a las Ganancias.

La discusión se llevó a cabo sin la presencia de los senadores del interbloque de Juntos por el Cambio, quienes decidieron ausentarse argumentando que el oficialismo no había logrado el quórum en los primeros treinta minutos desde que se citó a la sesión, convocada para las 15, según lo establece el Reglamento de la Cámara

De hecho, el Senado tuvo quórum a las 15:40 y, cinco minutos después, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, el mendocino Alfredo Cornejo, bajó al recinto para argumentar que se estaba violando el Reglamento de la Cámara.

No obstante, la sesión siguió luego de que el titular de la bancada del Frente de Todos, José Mayans, comentó que la tolerancia en el tiempo se debió a lo que se tardaba en registrar las huellas dactilares de los legisladores.

"Nosotros empezamos acá como corresponde. Siempre lleva su tiempo el tema de la identificación. Es la gran excusa para faltar", argumentó Mayans.

"Tendría que haber estado la oposición acá, dando la cara, no como niños caprichosos. Estamos beneficiando a un millón 700 mil personas con este proyecto. ¿Podemos faltar a una reunión y dejar sin quórum cuando estamos dando este beneficio?", destacó.

Lo cierto es que el Frente de Todos se quedó sin quórum propio hoy porque, pese a que sus aliados de Juntos Somos Río Negro y del Frente Renovador de la Concordia de Misiones bajaron al recinto, uno de los integrantes del oficialismo, el catamarqueño Guillermo Andrada, dio positivo de coronavirus y no pudo estar presente en el recinto.

Tras la renovación parlamentaria, el Frente de Todos quedó con 35 integrantes y debe sumar a sus aliados para llegar al quórum. Hoy, el número de 37 lo aportó la riojana María Clara del Valle Vega, una senadora del peronismo disidente que suele votar con Juntos por el Cambio.

La otra legisladora no oficialista que se sumó al recinto, pero una vez que se logró el quórum, fue la cordobesa de Hacemos por Córdoba Alejandra Vigo, quien votó en contra de la ley.

"Aumentar impuestos no contribuye a la cohesión social en un clima social complejo. Tampoco sirve para el crecimiento de la producción", dijo la senadora.

Vigo agregó que la iniciativa "pone límites a federalismo porque impide que las provincias puedan cobrar su impuesto inmobiliario".

"Además, se castiga a quienes blanquearon sus capitales declarando bienes en el extranjero al aumentar las alícuotas a pagar", sentenció.

Por el contrario, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Ricardo Guerra, dijo que el proyecto tiene "alta significación debido a la cantidad de contribuyentes que se benefician y que no deberían ser alcanzados por este impuesto".

"Fue mejorado al ser tratado en Diputados al incorporarle un mayor sentido de proporcionalidad", indicó.

Guerra explicó que "los contribuyentes de mayor capacidad, a los que se les incrementa un 0,25 y un 0,50 por ciento producirán un incremento de recaudación de 40.400 millones y, por bienes en el exterior, de 69.750 millones de pesos".

"El incremento neto de recaudación estimado es de 85.780 millones. Lo que implica un beneficio para las provincias a partir del aumento de fondos que recibirán por Coparticipación", subrayó.

Embed

Dejá tu comentario