Soledad Acuña y una gestión en Educación marcada por declaraciones clasistas y discriminatorias

Política

En 2020 Acuña había tratado a los docentes de "fracasados" y de aportar "poco capital cultural a las aulas por provenir de estratos sociales bajos".

La ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, admitió que desde el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no harán nada para revincular a los chicos que abandonaron la escuela durante la pandemia de coronavirus Covid-19 porque consideran que "ya es tarde".

Acuña sacó a relucir, una vez más, todo el bagaje de prejuicios clasistas con los que carga y que caracterizan a gran parte del macrismo y no dudó en asegurar que , es prácticamente imposible revincular a esos chicos con la escuela porque están "perdidos en el pasillo de una villa" o directamente son narcos.

"Después de dos años, es muy tarde para salir a buscarlos, esos chicos seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa, ya cayeron en la actividad del narcotráfico o tuvieron que ponerse a trabajar", dijo sin tapujos en declaraciones radiales.

Soledad Acuña

Sus declaraciones generaron un fuerte amplio y contundente rechazo de la comunidad educativa y de los espacios políticos de la oposición en la Ciudad.

Sin embargo esta no es la primera vez que Acuña hace gala de sus prejuicios.

Ya en noviembre de 2020 la ministra de Educación porteña cargó contra los docentes a los que trató de "fracasados" y de haberse dedicado a la docencia como última opción.

Acuña dijo que quienes eligen ser docentes son “cada vez más grandes de edad, que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras” y, peor aún, dijo también que pertenecen a niveles socioeconómicos bajos que “en términos de capital cultural” tienen menos para ofrecer en el aula.

También invitó a los padres a denunciar a los docentes ante posibles casos de “bajada de línea”.

Soledad Acuña 1

Además apuntó en aquella oportunidad, en el marco de un ciclo de conversaciones que organizaba el diputado Fernando Iglesias, contra los Institutos, como parte de su estrategia para desacreditar la formación de los maestros. “Cuando nos va mal en las pruebas de matemática en vez de mirar a los chicos por qué no aprenden, insisto, tenemos que mirar cómo estamos enseñando, quiénes enseñan y cómo aprenden a enseñar”, disparó sin tapujos.

“Hay un sesgo cada vez más claro. Son personas cada vez más grandes de edad que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras. Y si uno mira el nivel socioeconómico, o en términos de capital cultural, al momento de aportar para el aula, la verdad es que son de los sectores más bajos socioeconómicos los que eligen estudiar la carrera docente”, dijo sin ruborizarse.

Embed

Dejá tu comentario