Quién es Rodolfo Barra, el ex funcionario de Carlos Menem que se suma al equipo de Javier Milei

Política

El presidente electo confirmó que el ex ministro de Justicia será el Procurador General del Tesoro a partir del próximo 10 de diciembre.

"Un país diferente no es posible con los mismos de siempre", repitió Javier Milei como un mantra durante la campaña presidencial. Ahora, ya en tanto presidente electo de la Nación, Milei parece haberse olvidado de aquella máxima y comenzó a rodearse de ex funcionarios de los gobiernos de Mauricio Macri y Carlos Menem.

Así, a las designaciones de Luis Caputo y de Patricia Bullrich, hoy se sumó Rodolfo Barra. El ex ministro de Justicia de Menem será el nuevo Procurador General del Tesoro.

Milei se inclinó por este jurista de extenso recorrido, que integró la Corte Suprema de Justicia y que fue luego ministro de Justicia durante el gobierno de Menem para encabezar la misión de dotar de blindaje legal al plan de reformas radicales que pretende poner en marcha el líder de la Libertad Avanza a partir del próximo 10 de diciembre.

rodolfo barra

Quién es Rodolfo Barra

Barra tiene 75 años y se recibió de abogado en la Universidad Católica Argentina (UCA) en 1970, es doctor en Ciencias Jurídicas y especialista en Derecho Administrativo.

Nació en Buenos Aires el 19 de diciembre de 1947, está casado y tiene tres hijos. Impulsado por Roberto Dromi, a cargo del Ministerio de Obras Públicas, se había sumado a la administración de Menem ni bien asumió el 10 de julio de 1989 para conducir el proceso de privatizaciones de empresas públicas como ENTEL, Aerolíneas Argentinas y Ferrocarriles Argentinos, entre otras, desde esa cartera. Como viceministro intervino en la elaboración de la Ley de Reforma del Estado, que se aprobó un mes más tarde.

Luego, tras un breve paso por Interior, en 1990 fue propuesto para integrar la Corte Suprema.

Fue uno de los jueces que el entonces mandatario propuso para que el máximo tribunal pase de cinco a nueve integrantes. Renunció a ese puesto en 1993. Al año siguiente, fue uno de los convencionales constituyentes y ese mismo año Menem lo nombró ministro de Justicia, cargo al que renunció en 1996.

Tras ese alejamiento de la función pública se dedicó a la abogacía, asesoró a importantes compañías y mantuvo el vínculo con políticos del menemismo.

Embed

Dejá tu comentario