Mena pidió la nulidad de la causa Memorándum y su sobreseimiento

Política

El viceministro de Justicia se sumó al planteo de Cristina.

El viceministro de Justicia Juan Martín Mena solicitó la nulidad de todo lo actuado en la causa del Memorandum con Irán, que se anule el juicio y se dicte su sobreseimiento por inexistencia de delito.

El planteo se suma al realizado por la vicepresidenta Cristina Kirchner quien también pidió al tribunal que deberá llevar adelante el juicio que todo sea anulado y se dicte el sobreseimiento a todos los acusados.

En una presentación muy crítica hacia la justicia argentina, Mena resaltó que ya han pasado seis años desde que se inició la causa originada en la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman y tres desde que está en etapa de juicio.

“La resolución de las actuaciones no puede seguir dilatándose. Las partes necesitan una respuesta y tienen el derecho a obtenerla. Su inocencia ya está absolutamente probada, pero la persecución continúa, con el sufrimiento y el gasto de tiempo y de dinero que esto acarrea, lo que suma a los desmedidos e infundados embargos que aún siguen en pie. Estos motivos fundan la pertinencia de una solución urgente”, advirtió.

“Los argentinos tienen derecho a que se les explique qué pasó y a controlar los actos de los tres Poderes, no solo del Legislativo y del Ejecutivo. Por eso, es indispensable que el Poder Judicial brinde una explicación clara, en términos claros y comprensibles, de que lo realizado en los últimos años lejos estuvo de la aplicación de la ley. Muy por el contrario, se trató de una criminalización de la política sin precedentes encubierta bajo un falso manto de juridicidad que socavó tanto a la autoridad del derecho, como al sano ejercicio de la función pública. Se impone enderezar el camino de la justicia, que hace tiempo que no encuentra su rumbo”, advirtió Mena.

Esta presentación se une a otras ya realizadas por las defensas de Andrés Larroque, que solicitó el sobreseimiento por falta de acción y la nulidad de lo actuado; de Carlos Zannini, que solicitó la nulidad de lo actuado; de Cristina Fernández de Kirchner, que solicitó la nulidad de lo actuado; y de Oscar Parrilli, que solicitó la nulidad de lo actuado y el sobreseimiento por falta de acción.

La presentación alude a las visitas de los jueces de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky a la quinta de Olivos, “que tanto el Poder Ejecutivo como ellos mantuvieron en secreto, vapulea su intervención en el proceso, del que deberían haberse excusado”.

“Esto se torna peor aún cuando se repara en las relaciones que habrían mantenido Borinsky y altos funcionarios de la DAIA, dirigida, ni más ni menos, que a la reapertura de esta causa, que él mismo decidió”.

El rol de Hornos y Borinsky fue clave a la hora de reabrir la causa. Esa denuncia, cuando Cristina Kirchner aún era presidenta, fue desestimada en todas las instancias, pero a fines de 2016 fue reabierta en una causa paralela que recayó en manos del juez Claudio Bonadio.

Dejá tu comentario