Tras ser imputado por escuchas ilegales y esquivar a la Justicia, Macri también dice ser "Nik"

Política

Mauricio Macri repudió a Aníbal Fernández y aprovechó para enviar un mensaje de características golpista: "El final de esta época oscura está cerca".

Mauricio Macri, días después de no presentarse a declarar ante la Justicia por las presuntas escuchas ilegales a los familiares del submarino Ara San Juan, tema del cual no tuvo expresiones públicas, se refirió a la polémica que se produjo entre el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, y el dibujante macrista Nik.

"TODOS SOMOS NIK", así comenzó el mensaje el expresidente de la Nación Mauricio Macri, quien el 20 de octubre deberá presentarse a declaración indagatoria frente al juez Martín Bava por presunto espionaje ilegal a los familiares de los fallecidos en el submarino Ara San Juan.

"No salgo de mi asombro. El ministro de seguridad Aníbal Fernández amenazó a Nik por criticar desde un tuit la entrega de heladeras, garrafas y viajes de egresados con fines electorales. En respuesta a ese tuit, el ministro Fernández identificó públicamente la escuela a la que asisten las hijas de Nik, buscando no solo amedrentar al autor y a su hijas, sino al mismo tiempo a cualquier otro ciudadano que se atreva a criticar al gobierno", agregó.

"Pero esta vez -prosiguió Macri- el miedo no triunfó. Ciudadanos y organizaciones repudiaron de inmediato al ministro. Estamos cansados de las agresiones y la soberbia. Ya le dijimos 'basta', ya no le tenemos miedo, somos millones los que sentimos este hastío. La cultura del poder intimidador que representan el ministro Aníbal Fernández, el gobierno nacional y el kirchnerismo, ha perdido su poder, está terminada".

" Esperamos que la Justicia actúe. Tenemos que confiar en que algo nos ampara ante un gobierno que busca atemorizar a opositores y a personas que simplemente se expresan en libertad. Mientras escribo esto, Fernández acaba de declarar a la prensa que 'Nik vive agraviándonos', tratando de justificar el horrible contenido de su tuit como una reacción proporcional. Es tan insensato que un ministro se compare con un ciudadano que es difícil encontrar explicación", puntualizó.

"En todo caso, esa breve frase de Fernández funciona como una biopsia que demuestra la completa alienación en la que se encuentra el gobierno", completó.

Para cerrar su hilo de tuits, Macri dejó un mensaje de características golpistas, vinculado con el resultado de las PASO, y pese a que a Alberto Fernández todavía le quedan dos años de Gobierno, advirtió: "El final de esta época oscura está cerca".

Salvo que para Macri dos años sea poco tiempo y esté cerca, no hay otras maneras de interpretar el mensaje del expresidente de la Nación.

Dejá tu comentario