Córdoba: una mujer dio a luz sin saber que estaba embarazada

Sociedad

La joven estaba de 38 semanas y se enteró cuando estaba a punto de parir. "Decimos que fue un embarazo de cuatro horas, desde que nos enteramos hasta que pasó todo", bromeó.

Desde la localidad de San Francisco, Córdoba, llegó en los últimos días una hermosa y extraña historia: una mujer dio a luz una beba sin saber que estaba embarazada.

La madre se llama Valentina, y según contó al medio local El Periódico, todo comenzó cuando tuvo que salir más temprano de su trabajo porque sentía unos dolores, y algunas horas más tarde, se enteraron que estaba de 38 semanas, por lo que terminó dando a luz.

“Arrancamos ese día normal, a la mañana fui a trabajar y como a las tres de la tarde le aviso a mi pareja que no estaba bien, que me viniera a buscar. Llegando a casa pensaba que eran dolores normales de toda mujer, pero no. Me empecé a sentir muy mal así que llamamos al servicio de emergencias y a la media hora ya estaba en el sanatorio”, explicó la mujer.

Fue en la clínica cuando Valentina y Gustavo recibieron la sorpresiva noticia. “Me hicieron una ecografía y sentí un corazón que latía, pero no tuve tiempo de nada. A los 10 minutos estaba en la sala de parto y en otros 10 minutos ya la tenía en brazos a mi hija”, reveló.

La pequeña Fiorella nació el pasado 3 de agosto por la tarde. “Yo estaba en la cama con muchos dolores, creía que menstruales, pero eran contracciones. La doctora que vino a mi casa me empezó a tocar y me preguntó de cuántos meses estaba. Le dije que no estaba embarazada, pero ella me dijo que le parecía que sí. Entonces nos fuimos volando al sanatorio”, recordó.

Valentina asegura que "no tenía panza, ni síntomas", mientras que Gustavo recordó que ella "nunca tuvo náuseas ni estuvo asqueada por algo".

"Yo siempre confié en lo que ella me decía, porque obviamente a una mujer embarazada su cuerpo le avisa. Le dije que se hiciera la prueba pero como ella estaba tan segura de que no estaba embarazada lo dejamos ahí”, añadió el flamante papá.

La madre sí recordó que "tenía la panza más grande", pero creyó que era "por un tema hormonal". Incluso, el día anterior a tener a su beba, fue dos horas al gimnasio y entrenó con total normalidad.

Decimos que fue un embarazo de cuatro horas, desde que nos enteramos hasta que pasó todo. Para mí el ejercicio fue súper necesario para que todo fuera tan rápido. Salimos de ahí con todo y más, gracias a nuestras familias”, concluyó la joven.

Temas

Dejá tu comentario