Ofrecían placas de video y robaban a clientes en las entregas

Sociedad

Cuatro hombres quedaron detenidos acusados de asaltar a personas a quienes les habían ofrecido por US$ 5.000 las placas usadas para la minería de criptomonedas.

La Policía de la Ciudad arrestó esta semana a cuatro personas acusadas de estafas y asalto a personas a quienes engañaron con la supuesta venta de placas de video para después robarles durante la entrega del producto.

Los investigadores policiales siguieron la pista de un caso denunciado en febrero de este año. La víctima dijo que un grupo de delincuentes le había robado a punta de pistola cuando fue a recoger una placa de video que había comprado por Instagram.

La denunciante le informó a la Fiscalía del Distrito Saavedra-Núñez, a cargo del doctor José María Campagnoli, que le robaron US$ 5.000 que llevaba para la compra del producto.

A lo largo de la investigación policial salieron a la luz al menos siete episodios similares que empezaban con estafas vía redes sociales y terminaban con asaltos en los barrios de Saavedra y Villa Pueyrredón.

En todos los casos los clientes habían comprado las placas a bajo costo por redes sociales, algo conveniente en días en que son utilizadas para las computadoras que trabajan con criptomonedas.

El plan era publicar las placas a un precio muy inferior a lo que están en el mercado, pactar una venta y asaltar al comprador en la entrega.

Todas las ventas habían sido en zona de la Comuna 12, muy cerca de la avenida General Paz, lo que hizo sospechar a los investigadores policiales que los delincuentes la usarían como ruta de escape.

cripto ladrones

Tras analizar los perfiles de Instagram que ofrecían las placas de video, el juez que entiende en la causa autorizó una compra controlada -que es una simulación de la transacción para hacer caer a los delincuentes- para detener a los ladrones en el momento de la entrega.

Los oficiales montaron un operativo cerrojo en el barrio de Villa Urquiza en las inmediaciones del domicilio acordado. Los delincuentes proporcionaban un número de teléfono para contactarlos antes de la "entrega".

Los cuatro delincuentes llegaron en un auto bordó al punto de entrega, donde se bajó uno de ellos para encontrarse con un policía disfrazado. Antes de que se concretara la "venta" otros oficiales de encubierto dieron la voz de alto, lo que hizo que huyeran.

cripto ladrones

Entonces se produjo una persecución hasta el cruce de la avenida Nazca con la calle Larsen, en Villa Pueyrredón, donde detuvieron a los cuatro delincuentes.

Los estafadores quedaron a disposición de la Justicia y en el lugar se les secuestró el automóvil y los teléfonos celulares que llevaban encima. Además, un vecino de Villa Pueyrredón encontró el arma de fuego usada para los asaltos, que había sido arrojada del auto minutos antes.

El juzgado interviniente dictó cinco allanamientos en domicilios de los detenidos, donde se secuestraron dólares y elementos de interés para la causa.

Dejá tu comentario