Habló el abogado del detenido por la fiesta clandestina en Nordelta

Sociedad

El letrado es vecino del empresario que organizó la fiesta y aseguró no se resistió al arresto y cuestionó a la prensa por la difusión del video.

Martín Giménez, el abogado del empresario detenido por la fiesta clandestina en Nordelta, aseguró que el video fue grabado por la policía y que los imputados no estaban cometiendo ningún delito.

"Los liberaron el mismo día. Los hicieron firmar el acta sin asesoramiento", dijo el letrado en diálogo con C5N. Y a su vez acusó a un policía de vender el video al canal de noticias, pero luego se retractó. "Yo soy vecino, vivo a pocos metros y vi que el policía graba el vídeo y se lo pasa a C5N", denunció. El canal de noticias aclara que el material llegó a la redacción a través de fuentes periodísticas.

Embed

"Los periodistas hacen una interpretación jurídica sin fundamento. Van a tener que responder en algún momento", amenazó.

De la fiesta clandestina participaron más de 70 invitados, había bebidas y un grupo de cumbia en vivo, con un deck como escenario. El organizador Víctor César Chirico y otros tres asistentes, de entre 43 y 49 años, fueron aprehendidos tras haber increpado a los efectivos de la Estación de Policía Departamental de Seguridad de Tigre que intervinieron para desmantelar el evento. Los asistentes a la fiesta viralizaron varias escenas en Instagram y todos estaban sin barbijos.

"No hubo resistencia a la autoridad. La policía y el COT fueron intimidatoriamente a la casa de mi detenido y las cosas que pasan en el barrio son privadas", señaló el abogado.

Según fuentes policiales, no es la primera vez que Chirico debe dar explicaciones ante la Justicia. En mayo de 2019 un tribunal de Dolores condenó al contratista a la pena de tres años de prisión en suspenso por su responsabilidad en el derrumbe de la losa del Centro Cultural Santa Teresita, ocurrido el 2 de marzo de 2018, en el cual murieron seis obreros.

En esa oportunidad, Chirico, que integraba la empresa Constructora Perfil, fue considerado coautor penalmente responsable del delito de estrago culposo agravado por causar la muerte de seis personas y por poner en riesgo de vida a otras. También fueron condenados el arquitecto Fabio Maurizi, el capataz de la obra, Máximo Villca Camacho, y el inspector Danilo Taranti.

Dejá tu comentario