Una jubilada fue atacada con gas pimienta luego de que se le cayera su celular

Sociedad

En medio de la represión que las fuerzas federales llevan a cabo en el Congreso, una señora contó lo que vivió con dos gendarmes mientras se discute la Ley Bases en el Senado.

La Ley Bases impulsada por el gobierno de Javier Milei se discute este miércoles en el Senado, mientras en las afueras del recinto las distintas fuerzas federales reprimen a los manifestantes que, hasta el momento, han protestado de forma pacífica.

A lo largo de la jornada, diversos momentos tuvieron lugar en las inmediaciones del Congreso que se viralizaron rápidamente en redes sociales y en los medios masivos de comunicación. Uno de ellos fue el tremendo episodio que una jubilada vivió con dos gendarmes.

Según contó la señora, se le había caído el celular y una gendarme estaba intentando alcanzárselo, cuando de pronto otro efectivo llenó de gas pimienta su rostro, sin motivo aparente.

jubilada gas pimienta.mp4

Al ser consultado por Lautaro Maislin de C5N, la mujer dijo: "Quiero recuperar mi celular, porque me empujaron y se me cayó el celular. Yo dije 'mi celular, por favor, mi celular', y una gendarme se agachó y me lo iba a alcanzar, y cuando me lo iba a alcanzar un compañero de ella me tiró gas a los ojos", relató. Tras este duro momento que tuvo que vivir esta señora mayor, se pudo saber que logró recuperar su teléfono móvil.

El llanto de un policía en plena movilización por la Ley Bases

En medio de las protestas en contra de la polémica Ley Bases, un policía no pudo disimular su emoción, como empatizando con los manifestantes. Una de ellas le dijo un contundente discurso en su cara.

Estás a tiempo. Sacateló. Estás a tiempo. Sacate el casco. Vení de este lado, boludo. Vení de este lado, porque de este lado nadie te va a empujar para dar la cara como te están haciendo, para que a vos te peguen. El pueblo no hace eso. El pueblo te respalda. El pueblo te defiende y estás llorando y me doy cuenta. Se te caen las lágrimas, boludo. No seas así. Acá pueden estar tus hijos, tus nietos, tu mamá. No seas boludo”, dijo ella emocionada y con gestos ampulosos.

Los compañeros de este policía, al detectar que las cámaras de televisión estaban captando la emoción de su colega, decidieron que vaya más atrás en la fila para “no exponerlo”, dado que su llanto iría en contra del espectáculo represivo que avalan Javier Milei, Patricia Bullrich y compañía.

manifestante policia
Embed

Dejá tu comentario