Habló la hija del martillero asesinado en Hurlingham: "Me arrancaron todo y no sé por qué"

Sociedad

Mariano Martino fue hallado sin vida dentro de una casa a la que había ido con una pareja de clientes. Su familia pidió por C5N que se investigue a los sospechosos.

Mariano Martino, martillero y dueño de una inmobiliaria, fue encontrado atado de pies y manos y asesinado a golpes dentro de una vivienda del partido bonaerense de Hurlingham en la que se había presentado para mostrársela a una pareja. Estefanía, una de las hijas de la víctima, pide que se investiguen los motivos del crimen.

“A la tarde nos llegó un mensaje de la esposa de mi papá que lo estaba buscando porque siempre se juntaban para almorzar y era raro que él no se comunicara. Rastreamos su celular con una aplicación y ella encontró que estaba en Ituzaingó”, relato la joven en diálogo con C5N.

Martino, de 58 años, era propietario de “Martino Propiedades”, una inmobiliaria conocida en zona oeste y ubicada en avenida Vergara 3896 de Hurlingham.

Tras el hallazgo de la ubicación del celular, la familia se dirigió hacia la dirección que indicaba la aplicación y en el lugar encontraron el auto de Martino en el cruce de las calles Junín y Quilmes, a la vera del río con las pertenencias en su interior, entre ellos, la billetera, unas llaves y un reloj.

El celular, en tanto, fue encontrado por los bomberos voluntarios de Moreno en la orilla del río, luego de que la esposa de Martino hiciera la denuncia formal en la comisaría 2da. por averiguación de paradero.

A partir de los mensajes en el celular a los que pudieron acceder tanto los familiares como personal policial, se concretó que Martino había coordinado con una pareja la visita a una casa ubicada entre las calles Delfor Díaz y Villegas, de Hurlingham, a las 7.40.

hurlingham martillero asesinado.jpg

Mi papá entró con una pareja, después entró un hombre solo y después salieron todos menos mi papá, y se fueron en su auto”, relató Estefanía sobre lo que se pudo observar por las imágenes de cámaras de seguridad, donde se ve que dos horas más tarde del ingreso a la vivienda, las tres personas se retiran a bordo del Peugeot 206 de la víctima y de un Honda CRV gris oscuro.

Todavía en shock por el asesinato de su padre, Estefanía remarcó que necesitan que se investiguen los motivos del crimen: “Evidentemente un robo no fue, porque estaban las pertenencias. De algún tipo de venganza no sabemos, él no comentó nada, no lo veíamos preocupado. La esposa de mi papá siempre le preguntaba todo y si hubiese habido alguna preocupación ella se hubiese dado cuenta. Estas cosas no pasan de un día para el otro. Nos parece bastante raro”, mencionó.

Y aclaró en tanto que su padre “no manejaba dinero” y que las señas que recibía por el alquiler de las casas tampoco eran grandes montos.

Queremos que se llegue a dar con el paradero de estas personas y saber por qué paso esto”, pidió la joven. “Me arrancaron todo y no sé por qué. Al menos lo encontré, se lo que le pasó pero la incertidumbre no te deja hacer el duelo. Él ya no está acá pero necesitamos saber para hacer un cierre. En abril perdimos a mi tía por un accidente, mi abuela perdió a su hija y ahora a su hijo”, finalizó.