Hablaron los padres de Lucas: "Se me acabó la vida, estos asesinos se llevaron a mi hijo"

Sociedad

Cintia y Mario, padres de Lucas González, pidieron que los asesinos estén presos y convocaron a una marcha para el lunes a las 19.

Totalmente quebrados, Cintia y Mario, padres de Lucas González, el jugador de 17 años de las Inferiores de Barracas Central que murió tras ser asesinado a balazos por policías cuando volvía de entrenar, pidieron que los asesinos vayan presos, aseguraron que confían en la Justicia y convocaron a una marcha pacífica y sin banderas políticas.

Los convocamos el lunes a las 19 a una marcha pacífica con una vela y bandera argentina frente al Palacio de Tribunales. Nada de banderas políticas”, pidió Mario tras hablar con la prensa.

En tanto Cintia, tras las palabras del abogado Gregorio Dalbón, comenzó: “Voy a hablar de mi hijo, de cómo era, voy a hablar como mamá. Lucas era una criatura, un bebé, un chico de 17 años que todos los días se levantaba a las 5 de la mañana para ir a entrenar. Que todas las mañanas me mandaba un mensaje para avisarme que había tomado el tren o el colectivo, para que le prepare la comida. Llegaba a casa, se acostaba un rato y a la tarde se iba a la escuela. Lo habíamos cambiado de turno para que no se le junten todos los horarios con el entrenamiento porque si no se le complicaba”.

mamá lucas gonzález

“Ayer, como todos los días le mandé un mensaje y le puse: ‘hola amor, ¿por dónde andas?’. Y tenía una sola tilde. Me pareció raro porque Lu siempre tiene crédito en el celular. Lo llamé, lo llamé y lo llamé. Estaba viendo las noticias cuando pasó y le dije a mi marido, ‘mirá, por donde entrega Lu’. Y resulta que al pibe, al delincuente que le habían pegado un balazo en la cabeza era mi hijo”, contó la mujer en referencia a los titulares de la noticia.

“Mi hijo venía de entrenar nada mas, los cuatro venían de entrenar, no le hizo nada a nadie”, remarcó Cintia y pidió a la prensa “por favor” que no la dejaran sola.

Pido por favor que estas personas, que están libres, estén presas. No meto a toda la policía en la misma bolsa, quiero que ellos paguen por lo que le hicieron a mi hijo”, remarcó.

En varias oportunidades el abogado de la familia, Gregorio Dalbón, intervino para desvincular a la política del crimen: “No vamos a responde ninguna pregunta política, acá no me importa si es la Policía de la Ciudad, Federal o Gendarmería. Es un asesinato ”.

Por su parte, Mario, padre de Lucas González, expresó: “Se me acabó la vida, estos asesinos se llevaron a mi hijo”.

padres lucas gonzales 2.jpg

El hombre aseguró que tanto él como su esposa confían en la Justicia y que quieren que el nombre de su hijo “quede limpio”: “Somos gente trabajadora, humilde, no somos delincuentes porque yo tenga una viserita, acá tengo el nombre de mi hijo de cuando nació, me costó mucho, somos padres jóvenes, tenemos dos hijos más que criar, tengo que ser el pilar de mi familia”.

“Ayer a las 2 de la madrugada volvimos a casa después de dos días de calvario, en cada rincón de casa está Lucas. Les pido que no nos abandonen”, dijo entre lágrimas.

“Lucas era un chico que hacía deportes, yo me encargaba de comprarle las zapatillas, los botines, darle la plata, salía de mi lomo porque soy un trabajador y me ocupo que dentro de las posibilidades que tengo de que nunca le falte nada a mis hijos. No tengo todo, ojalá les pudiera dar todo”, expresó Mario González.

Embed

Dejá tu comentario