Carmona ratificó que la causa Malvinas es una cuestión de Estado, y criticó a Macri por "bajar el perfil" de los reclamos y protestas

Sociedad

El flamante secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur lamentó que durante el gobierno de Mauricio Macri "se les bajó el perfil" o se dejó de denunciar las acciones ilegales británicas.

El flamante secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, ratificó este lunes como una “cuestión de Estado” la recuperación de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas y criticó las acciones unilaterales del Reino Unido, como la exploración hidrocarburífera “autorizada por el ilegítimo gobierno isleño”, la “ya tradicional” pesca ilegal en la zona, y la militarización del archipiélago.

En ese sentido, Carmona lamentó que durante el gobierno de Mauricio Macri “se les bajó el perfil” o se dejó de denunciar las acciones ilegales británicas, pero aclaró el funcionario que en la actualidad se están protestando cada una de las actividades ilegales que ejerce el Reino Unido, en cuanto foro internacional sea posible canalizarlas.

En conferencia de prensa con periodistas nucleados en la Asociación de Periodistas de la República Argentina (APeRA), el funcionario ratificó que en el presupuesto nacional, bajo análisis en el Congreso se dispone una partida trianual (2022-2024) para la Base Naval Usuhaia, que comprende equipamiento y nueva tecnología, “a fin de que la campaña antártica tenga condiciones de operatividad óptima”, pero que también resulte adecuada en el marco de cooperación con otros países que integran el Tratado Antártico.

“Frente a la acción del Reino Unido y del ilegal gobierno isleño, la Argentina No debe quedarse solo en la denuncia, sino avanzar en el desarrollo de nuestro proyecto de Polo Logístico orientado a la actividad antártica, a la actividad turística, y a la actividad pesquera”, puntualizó.

Carmona calificó de “auspicioso” que el gobierno nacional haya sostenido ya esta iniciativa en coordinación con el gobierno de la provincia de Tierra del Fuego, para que ese proyecto sea una iniciativa “integral” de cara a una mayor presencia argentina en el Atlántico Sur.

Instó enfáticamente el Secretario de Malvinas a que la Argentina profundice su labor para la restauración de la soberanía sobre las Islas, “sin marchas y contramarchas” y, con ello, reclamó también una profunda autocrítica tanto de la política como de la sociedad en su conjunto.

“Nadie puede amar lo que no conoce”

Carmona enfatizó que “no todos los gobiernos han tenido el mismo nivel de compromiso con esa reivindicación de Soberanía. Además, necesitamos conciencia marítima en la Argentina, incorporar fuertemente a nuestra concepción territorial a la Argentina bicontinental y a la Argentina oceánica: Nadie puede amar lo que no conoce, el conocimiento de la causa Malvinas, de la realidad territorial de nuestra enorme plataforma continental, de nuestra historia y nuestros logros en materia antártica, pueden generar un incremento de nuestra conciencia respecto de la importancia estratégica de nuestra presencia en el Atlántico Sur”.

Y amplió su exposición: “No tengo ninguna duda que el futuro de la Argentina está en el Sur, en esa enorme extensión marítima, en sus riquezas, en nuestra proyección antártica, está en nuestra capacidad de aprovechar, desde la economía, desde la ciencia, esa enorme riqueza de nuestra plataforma continental del Mar Argentino y la realidad insular del sur de nuestro país”.

Dijo Carmona además que el Brexit, esto es la salida del Reino Unido de la Unión Europea dejaría, según su entender, un campo fértil para poder avanzar en encuentros tendientes a dialogar sobre una problemática global que todavía afrontan varios países como lo es la “descolonización”, en este caso en el Atlántico Sur.

“El contexto de tensiones geopolíticas que se manifiestan en los mares, es otro de los elementos que nosotros tenemos que tener muy presentes, ya sea en sus potencialidades como en sus condicionantes: Tal el caso de la alianza AUKUS entre Estados Unidos, el Reino Unido y Australia, que demuestra cómo una situación geopolítica tiene consecuencias en los océanos”, planteó Carmona.

Pero fue taxativo en aclarar que si la Argentina no profundiza y mantiene persistentes los reclamos de soberanía, y no se logra una cierta efectividad con la presencia nacional en los foros internacionales para sostener denuncias, protestas y convocatorias con vistas a hacer cesar la usurpación de las Islas, tal situación no se alcanzará a pesar de que haya condiciones internacionales favorables en tal sentido.

Temas

Dejá tu comentario