Así fue el crimen de Martín Mora Negretti, el marplatense que volvió a La Feliz para festejar su cumpleaños

Sociedad

La causa por la muerte de Martín Mora Negretti dio un giro con la detención de un joven de 21 años que es tío de dos de los menores que habían sido acusados en un comienzo.

La investigación sobre el crimen de Martín Mora Negretti, ocurrido el domingo en Mar del Plata, dio un giro en las últimas horas con la detención de Julio César Bibbó, el joven de 21 años que es tío de dos de los menores que habían sido acusados en un comienzo.

Para los fiscales que intervienen en el caso y la policía, casi no hay dudas de que el nuevo aprehendido fue el autor del homicidio. De acuerdo a la reconstrucción del hecho, luego de que se reunieran más pruebas y se tomaran declaraciones a sospechosos y testigos, la reconstrucción del caso parece haber quedado más clara.

Los instructores judiciales consideran que la discusión entre el grupo de Mora Negretti y las personas que se hallaban en el departamento C del 7º piso del edificio de la esquina de Rawson y Sarmiento se inició alrededor de la 1 de la madrugada producto de que desde la ventana de ese inmueble se arrojaban bolsas con hielo y agua hacia la calle, donde la víctima y sus amigos aguardaban un colectivo en una parada, según informó el diario La Capital.

La situación derivó en un reproche de parte de Mora Negretti y sus acompañantes hacia quienes se hallaban en el departamento. Minutos después, desde el edificio emergieron varias personas armadas con cuchillas que atacaron al grupo de Mora Negretti, que había viajado a Mar del Plata -ciudad donde nació pero que había abandonado para vivir hace varios años en Buenos Aires- con el objetivo de festejar el sábado su cumpleaños número 30, y el domingo el Día del Padre.

En ese marco, el hombre que en un comienzo se pensó que era un turista sufrió una puñalada mortal en la espalda, además de otros cortes superficiales. Poco después, fue trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde falleció. Por su parte, un amigo suyo -quien lo acompañaba junto a dos mujeres- también resultó herido, aunque ninguna de sus lesiones revestían gravedad.

Al llegar al lugar del hecho el personal policial de la comisaría novena -con jurisdicción en la zona-, los agresores habían regresado a su departamento, y quienes acompañaban a Mora Negretti solicitaron ayuda de inmediato a los uniformados. Inclusive, el propio Mora Negretti fue trasladado al HIGA por un patrullero.

En medio del shock, los testigos dieron algunas características físicas de quienes los habían atacado y los describieron como jóvenes acompañados de una mujer y armados con cuchillas. Además, mencionaron que uno de ellos vestía un buzo de color blanco.

Acto seguido, y bajo el fundamento legal que la ampara cuando se trata una urgencia, la policía allanó el departamento de los sospechosos y detuvo a tres adolescentes -uno vestía una prenda similar a la descrita- y a Marílyn Brisa Vera González (23). Según se supo luego, Bibbó se encontraba allí pero en ese momento no fue incriminado.

Al parecer, los sobrinos de Bibbó -hermanos de 14 y 15 años- y un amigo de ellos -también de 15- viven en el barrio Caribe y se habían quedado a dormir en el departamento de su tío (que en realidad es propiedad del abuelo de éste). Sobre ese domicilio no había denuncias previas ni tampoco es cierto, como trascendió en un momento, que estaba usurpado.

Lo cierto es que los menores que resultaron no punibles para la ley penal por su edad hicieron su derecho a ser oídos por el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Marcelo Yanez Urrutia, ante quienes dieron una versión exculpatoria y señalaron a otras dos personas como las portadoras de las cuchillas. Una de esas armas blancas habría sido la secuestrada, de hecho, en el interior del inmueble allanado, donde viven Bibbó y Vera González (en pareja desde hace tres meses), junto a los dos pequeños hijos de ella, y otro de él, todos frutos de relaciones previas.

En tanto, Vera González quedó detenida y a disposición del fiscal Leandro Arévalo, del fuero de mayores, quien no le incriminó el homicidio pero sí el robo de un teléfono celular de la escena del crimen. Ese episodio, del que habría sido víctima una de las amigas de Mora Negretti, aún no está claramente probado, confiaron las fuentes.

La clave de las cámaras

Con el análisis de distintos videos tomados por cámaras de seguridad de la zona, se llegó a la conclusión de que Bibbó habría participado directamente del hecho.

Por ese motivo, este lunes se realizó un nuevo allanamiento en el departamento, en el que el nuevo sospechoso quedó detenido. Según los datos que pudo recabar este medio, existen cámaras de seguridad de alta definición en el edificio de Rawson y Sarmiento que muestran cómo descendieron Bibbó y Vera González del inmueble acompañados de los menores, y luego, cuando ya había transcurrido la agresión, regresaron.

Ataque Mar del Plata.mp4

Bibbó, en ese momento, habría estado vestido con un buzo blanco que cuando llegó la policía ya no tenía puesto. Además, llevaba colocado un pantalón refractario que este lunes, durante el segundo allanamiento, también fue secuestrado.

Fuentes policiales manifestaron que el nuevo sospechoso presentaba un corte en un brazo al momento de ser capturado. En ese sentido, los instructores judiciales buscan saber si el mismo es producto del tumulto que se generó cuando se produjo el ataque a Mora Negretti y sus amigos.

En tanto, los médicos forenses que realizaron la autopsia al cadáver de la víctima informaron que, por la forma en que se produjeron sus heridas, el hombre habría sido atacado con dos cuchillos diferentes que portaba la misma persona. Esa persona sería, para los investigadores, el propio Bibbó -que tiene antecedentes penales-, ya que en las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad del edificio se observa que cuando éste salía del departamento portaba una, y al regresar su pareja también llevaba otro.

El fiscal Arévalo ordenó que Bibbó permanezca detenido en la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán y este martes lo citó a declarar en Tribunales. Por su parte, amplió la imputación de Vera González -alojada en el Destacamento Femenino– y le agregó el delito de “homicidio”, tras lo cual fue convocada a indagatoria una vez más.

Embed

Dejá tu comentario