Fue a separar a una amiga de una pelea, recibió un piedrazo y perdió la vista de un ojo

Sociedad

La joven de 20 años permaneció cinco días internada en una clínica de Mar del Plata por múltiples fracturas en su cara y la perforación de la pupila de uno de sus ojos.

Wanda, una joven de 20 años, sufrió una terrible agresión el pasado 31 de enero en el barrio Las Heras de Mar del Plata en la noche del 31 de enero. Cuando intentaba separar a una amiga de una pelea le tiraron un piedrazo y terminó perdiendo la visión de uno de sus ojos.

"Estábamos en la casa de una amiga y llegó un chico que se empezó a pelear con una de ellas por un cigarrillo. Después de un tiempo, volvieron a discutir. Ahí fue que uno de los pibes agarró una piedra y me la revoleó queriéndose dar a la otra chica, pero me pegó a mí", contó al medio local 0223.

La joven que intervino en la pelea para separar a una de sus amigas sufrió la pérdida de la visión de su ojo derecho y múltiples fracturas en su rostro, por lo que debió permanecer internada cinco días bajo observación en una clínica de la ciudad. "El piedrazo me perforó la pupila", confió.

Los médicos planearon una cirugía de urgencia para recuperar el sentido de la vista de la víctima. Pero finalmente, la operación quedó descartada ya que si fallaba debían extraerle el ojo.

La joven hizo la denuncia en en la comisaría decimosexta de Mar del Plata. Reclama que "se haga algo" con su agresor, que sigue en libertad. "Vino la Policía, pero todo quedó en la nada y él sigue caminando por el barrio como si nada", alertó.