Milagro en la montaña: rescatan a tres turistas luego de ser arrastrados por avalancha de nieve

Sociedad

* Estaban esquiando en una zona fuera de pista y fueron alcanzados por una avalancha que los arrastró 200 metros.

Un joven estadounidense de 16 años, quien se encontraba sobre el Cerro Catedral realizando snowboard fue rescatado hoy con vida tras quedar sepultado por una avalancha de nieve, al tiempo que otros dos compañeros del turista también fueron hallados sanos y salvos.

Según se informó, el turista -que se encontraba fuera de pista en la zona de Punta Princesa, a unos 2.150 metros de altura- fue arrastrado unos 200 metros por el alud y tras quedar enterrado unos dos metros debajo de una capa de nieve logró ser rescatado y trasladado a la base del cerro.

El joven, identificado como Randall Stacy, de 16 años, fue ingresado de urgencia al sanatorio San Carlos, donde permanecía fuera de peligro, aunque presentaba una lesión en la cadera.

La avalancha fue producida por el mismo peso de los esquiadores, quienes se encontaban en un sector no autorizado, lo que hizo que se rompiera la placa y se produjera la avalancha, dada por la presencia de la nieve nueva sobre la vieja.

Si bien las primeras informaciones hablaban de cinco personas extraviadas, luego se confirmó que solamente eran tres los esquiadores en dicha zona, el menor que fue trasladado al centro asistencial y los otros dos, mayores de edad, que no sufrieron lesiones. 

Luego, las patrullas de montaña continuaron buscando a los compañeros del turista, todos pertenecientes al equipo SASS (South American Snow Session), que habitualmente realiza práctica de deportes extremos de invierno.

Finalmente, cerca de las 16.00, los otros cuatro turistas fueron encontrados sin ningún tipo de lesiones, se informó. 

Según informó Catedral Alta Patagonia en conferencia de prensa, Stacy recibió un fuerte golpe en la pelvis y en ningún momento perdió la conciencia, lo que facilitó que se lo encontrara con rapidez, a unos minutos del accidente. 

Los equipos de rescate -de unas cien personas- utilizaron cuatro perros entrenados para la búsqueda de los deportistas perdidos, además de unas cañas que se hunden en la nieve compacta y al hacer contacto con algo sólido, se comienza a excavar y liberar a los atrapados.

Mientras tanto, las aerosillas que conducen al tramo de la pista del cerro Catedral fueron detenidas para impedir que la gente se agolpara en el lugar de la avalancha y entorpeciera el trabajo de rescate.

Dejá tu comentario